Anuncian arreglo de piscinas CO

6B_Deportes_14_7,p01

El Patronato de Administración del Complejo Acuático del Centro Olímpico Juan Pablo Duarte anunció ayer formalmente que procederá al cierre de las instalaciones para dar paso a reparaciones mayores que requerían todas las piscinas.
El complejo estará cerrado a partir de mañana miércoles, día 15 de agosto, hasta un periodo no mayor de tres meses.

La información la dio a conocer ayer el administrador general del Patronato, Mario Aybar, en un comunicado de prensa. “En esta ocasión se procederá a reparaciones mayores que estaban pendientes de realizar a este complejo cuya última reconstrucción se realizó hace ya unos 15 años”, dijo.
Agregó que la intervención incluirá la reconstrucción completa de la fosa de clavados que por problemas mayores de ingeniería civil había estado inhabilitada por meses, la remoción completa y aplicación de nuevos “pool coat” para todas las piscinas, la reparación completa de los pisos “deck” de toda el área de las piscinas, baños, entre otros elementos menores. “El Patronato agradece el aporte económico del Ministerio de Deportes, desde donde se licitó la contratación de los servicios de ingeniería que responderá a gran parte de las reparaciones. El resto se hará en coordinación con el aporte del sector privado”, apuntó Aybar.
Recordó que el Complejo Acuático fue construido en el año 1974 para los XII Juegos Centroamericanos y del Caribe.
Luego fue reconstruido y ampliado en el año 2003 para los Juegos Panamericanos celebrados en esta ciudad.
Actualmente tiene 4 piscinas: Una fosa de clavados, una piscina de 50 metros con 10 carriles, una piscina de 50 metros con 8 carriles y una piscina de 25 metros y tres carriles. Es la instalación más costosa en mantenimiento del país. Fue creado un Patronato público-privado para su administración.
El Patronato fue creado por decreto del presidente Danilo Medina. Está conformado por el Ministerio de Deportes, un representante de la Federación Dominicana de Natación y los empresarios Carlos Valiente, Piero Bonarelli y Rafael Velez.


COMENTARIOS