Aquino: “JCE debe otorgar nombre a los sin nombre”

HOY_006404722

El exmiembro de la Junta Central Electoral ( JCE), jurista José Ángel Aquino, dijo ayer que ese organismo electoral y el Estado están en el derecho y tienen la obligación de dotar de nombre y apellido a los niños que se encuentran sin identidad y en condiciones de abandono, como se lo mandan la Constitución y los tratados ínternacionales vinculantes a República Dominicana, y pidió entender que en nada se trata de otorgar ciudadanía dominicana a hijos de extranjeros.
También críticó que exfuncionarios de Migración y los llamados nacionalistas se dediquen a boicotear la resolución de la JCE No. 03-2017, que dispone asignar apellidos a los menores sin padres identificados y que no tengan familia, disposición a la que Aquino da su respaldo.
La JCE no ha aplicado la Resolución 03-2017, dada por el Pleno, el 23 de mayo del 2017, pero ordenó a su personal de Informática preparar las estadísticas de la cantidad de niños que tienen esta ausencia de estatus civil, los que por adelantado son 261, de acuerdo al presidente de la entidad, Julio César Castaños Guzmán, para el Estado sacarlos del ambiente de exclusión y maginalidad en que se encuentran.
Poder de la JCE. Aquino, excoordinador de la Comisión del Registro Civil de la JCE hasta su salida del organismo electoral, afirmó que los tratados internacionales firmados por el país dentro del Bloque de Constitucionalidad, de acuerdo al Tribunal Constitucional, “garantizan el derecho a un nombre de cada niño o niña que nace en el territorio nacional”.
Afirmó que este derecho le está consagrado al niño, independientemente de que se encuentre en estado de abandono.
Sepa que es una cantidad mínima de niños abandonados en el país, puesto que en el Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (CONANI) apenas tienen 36 menores de edad en estas condiciones.
Los “seudos nacionalistas” estarán tranquilos al saber que para un niño extranjero adquirir la nacionalidad, debe pasar por un proceso de adopción, agotado en CONANI, luego de largo procedimiento.
Confirma que cientos de padres, dominicanos y extranjeros, esperan este procedimiento para llevárselos en adopción y otorgarles sus apellidos. “Lo que pasa es que aquí hay un grupito de personas, seudos nacionalistas, que reaccionan con histeria cuando estuvieron al frente de las instituciones llamadas a realmente controlar el problema y no lo hicieron”, dijo, aclarando que el problema no es de estos niños en estado de abandono, sino que está en la falta de control migratorio. Cuestionó que haya gente que estuvo 10 años en la Dirección General de Migración “sin hacer nada”..