AR En Los Deportes. Por qué deben ser inmortales

d6

Osiris Duquela, Leandro de la Cruz, Fernando Teruel y Sergio Abreu han cumplido en sus actividades profesionales en el deporte dominicano para ser inmortales del deporte.
Siendo entrenadores en el más alto nivel fueron estelares. Iniciando con Duquela y su dinastía con San Carlos y también con los Trotamundos de Carabobo en Venezuela que por su gran trabajo en ese país tiene un pasillo en el estadio con su nombre.
Duquela hizo nombre en el hermano país y en época fue pretendido por la mayoría de los equipos de la liga profesional de ese país.
Sobre el profesor de la Cruz hay mucho que decir. Inició con los Astros formando grandes figuras y luego encabezó el proyecto Los Mina y siendo su coach le dio su primera corona en 1993.
Con la selección consiguió como entrenador en 1989 una victoria inmensa vs Estados Unidos en la capital mexicana. Leandro, también fue selección nacional como jugador, algo que también le adorna su dossier para la inmortalidad.
El profesor Teruel además de sus grandes batallas en las duelas deportivas también laboró en categorías menores y se dedicó a la educación llegando a ser director de secundario del Colegio la Salle. Hizo una dinastía del Mauricio Báez y luego llevó a Los Prados a su primera corona en 1994. En 1975 con los Astros ganó un campeonato dirigiendo con apenas 23 años de edad.
Y si hablamos de Sergio Abreu tenemos que decir que fue el más se dedicó a las categorías menores del BASKET de los antes mencionados. Trabajo y formó mucho talento en el Club Naco. En el baloncesto profesional también formó una dinastía en San Carlos a finales de los 80s y en Santiago con varios equipos haciendo una tropa peligrosa al Plaza Valerio. En su paso por la selección hizo aportes importantes al equipo nacional. Abreu por muchos años fue encargado de deportes y coach del equipo de baloncesto del Colegio Santa Teresita.