Archidiócesis Los Angeles amplía lista sacerdotes pedófilos

8B_El Mundo_07_2,p01

La Archidiócesis de Los Ángeles publicó ayer la primera actualización desde 2008 del Informe al Pueblo de Dios, en el que aparecen 54 nuevos nombres de sacerdotes sobre los que pesan acusaciones creíbles de conductas sexuales abusivas en contra de menores de edad.
En una conferencia de prensa en la Catedral de Nuestra Señora de los Ángeles, el arzobispo José H. Gómez, junto a otros miembros de la Junta de Supervisión de Mala Conducta, aseguró que la actualización hace parte del compromiso de la archidiócesis tiene con las víctimas y la transparencia de los procesos.
“Los sacerdotes y otros clérigos que han cometido abusos deben responder a Dios por sus pecados, deben ser responsabilizados por la aplicación de la ley por cualquier delito, y deben ser eliminados y nunca más se les debe confiar el ministerio en la Iglesia”, resaltó Gómez.
El reporte menciona a los sacerdotes Juan Cano y José Cuevas, que enfrentaron acusaciones creíbles que fueron remitidas a la policía. Ambos fueron retirados de sus ministerios de forma permanente y actualmente afrontan un proceso para ser expulsados del sacerdocio. El nombre del sacerdote argentino Roberto Barco también se incluyó en la lista. En 2016 la diócesis de San Bernardino advirtió sobre un incidente que involucraba a un menor supuestamente ocurrido en 2010. La actualización incluye las alegaciones hechas por supuestas víctimas que denunciaron abusos siendo adultos y que datan de décadas atrás. Incluso alguno de los acusados ya falleció. La primera vez que se entregó el Informe al Pueblo de Dios fue en el año 2004, en un esfuerzo de la Archidiócesis de Los Ángeles por dar una voz a las víctimas.