Argentina confía en robots de Estados Unidos y Rusia para detectar submarino desaparecido

ARGENTINA-SUBMARINO

Buenos Aires. Argentina confía en que los robots de Rusia y Estados Unidos que llegarán en los próximos días al Atlántico Sur puedan detectar al submarino de la Armada ARA San Juan, que se encuentra desaparecido desde hace 19 días con 44 tripulantes a bordo, informaron hoy fuentes del cuerpo castrense.

En concreto, se prevé que este martes llegue hasta el área en el que se está buscando la nave el barco ruso de exploración científica “Yantar”, que cuenta con equipamientos de alta tecnología de inspección subacuática y puede efectuar búsquedas a profundidades de hasta 6.000 metros.

Según informó hoy el capitán de navío Enrique Balbi en su parte diario sobre la búsqueda del buque, el viernes estará además zarpando desde la costa argentina un barco, para llegar a la zona de operaciones el sábado, con otro robot de EE.UU. que también puede trabajar en la detección hasta los 6.000 metros de profundidad.

Ambos buques tienen un sistema de posicionamiento “dinámico” que favorece los trabajos, que dependerán directamente de las condiciones meteorológicas, que no se esperan buenas para los próximos dos días.

En la última semana, en el lugar donde se busca el buque, que el día 15 comunicó por última vez su localización a unos 430 kilómetros de la costa argentina, diversos barcos detectaron con sensores seis “contactos” o indicios de objetos metálicos que podían ser el submarino, de los cuales tres ya fueron descartados por ser viejas embarcaciones hundidas.

Es así que todavía quedan tres, a alrededor de 700, 800 y 900 metros de profundidad, sobre los que deberá trabajar la tecnología rusa y estadounidense, así como el robot ruso Panther Plus, que puede inspeccionar visualmente profundidades hasta los 1.000 metros y que ya está en el de Marzo argentino desde hace dos días.

Por el momento, según destacó Balbi, se mantienen además en el área de operaciones seis buques -cinco de la Armada Argentina y uno de Chile- que siguen barriendo el fondo intentando detectar cualquier alteración del fondo u objeto metálico o no metálico.

Según el portavoz, la idea es comprobar que no se hayan quedado por el camino otros “contactos” que los barcos no hayan detectado en su momento. “


COMENTARIOS