Arroceros de Valverde advierten se van a la quiebra

Al menos doce de dieciocho factorías de arroz han cerrado en la provincia Valverde por los altos costos de los insumos de producción, así como por la dificultad que tienen los pequeños productores para sostener el crédito, según afirmó ayer el empresario Iván Tió, presidente de la Cooperativa Agropecuaria de Valverde, quien ve como única alternativa aumentar el precio del cereal.

Dijo que las factorías están perdiendo rentabilidad porque el arroz tiene doce años al mismo precio, lo que es inaguantable por las alzas de los fertilizantes, la energía eléctrica y los combustibles. Dijo que no tienen a quién transferirle los costos. “Los arroceros quebraron trabajando esperanzados en algo que nunca llega. Creemos que el precio del arroz debe aumentarse de tal manera que no afecte a la población”, expresó.

Sostuvo que los precios de los combustibles suben todas las semanas y no entiende por qué deben mantener un precio del arroz que es subsidiado por los productores para preservar el sector. “El arroz es el alimento más barato que existe, una libra cuesta 20 y 22 pesos y comen tres y cuatro personas”.

Manifestó que la problemática es una preocupación para el sector arrocero y la población consumidora.

Llamó a las autoridades del Gobierno central a buscarle una salida para que el sector arrocero no se vaya a la quiebra.

Además pidió a las autoridades que haya reglas claras y en igualdad de condiciones para que el sector arrocero pueda subsistir y pueda seguir trabajando en paz. Dijo que necesitan frenar las alzas de los insumos, que han aumentado entre un 10 y un 15%.


COMENTARIOS