ARS se sitúan por encima de ley por códigos a los médicos

Wilson Roa, Carlos Roa y Santos Ramírez, directivos del CMD

El Colegio Médico Dominicano (CMD) acusó a las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS) de situarse por encima de la ley, al establecer cuáles médicos pueden prestar servicios con la asignación de un código, cuando su ejercicio profesional está autorizado por el Poder Ejecutivo.
Asimismo se quejó que a los facultativos que no están codificados por la ARS, sus recetas e indicaciones son rechazados en las prestadoras de servicios. El gremio estima que esta situación es un gran obstáculo para el ejercicio profesional de la medicina y afecta también a la población por una menor cobertura, situación que hay resolver.
El tema lo abordaron el presidente del CMD, Wilson Roa Familia; Carlos Roa, secretario general; Santos Ramírez, presidente de Sociedades Médicas Especializadas; el cardiólogo Fulgencio Severino y Alma Bobadilla, presidenta de la Sociedad Médicos Pensionados y Jubilados.
“Nosotros los médicos, luego de seis u ocho años de estudios, lo que nos faculta para hacer nuestro trabajo de medicina es el exequátur que nos da el Poder Ejecutivo… ahora las ARS son las que prácticamente dicen si usted ejerce o no y si usted no tiene ese código, simplemente su receta no vale en ninguna farmacia, porque es rechazada”, manifestó Carlos Roa.
Honorarios. Mientras que el presidente del CMD y Severino criticaron la baja tarifa que pagan las ARS a los médicos por cada consulta de los pacientes, la cual asciende a RD$262.
Apuntaron que a esto se suma el agravante de que es a crédito y a pesar de que la ley establece un máximo de 45 días para pagar las facturas, las ARS lo hacen cuando entienden. Además, que por cualquier error o detalle anulan el pago o lo retrasan aún más.
Severino indicó que esta baja cantidad de dinero por consulta obliga a médicos a establecer el co-pago, para poder compensar sus honorarios y gastos de oficina.
Los facultativos estiman que esto se debe al carácter lucrativo que prevalece en la Ley de Seguridad Social (87-01), la cual fue ajustada para beneficio del capital financiero que hoy domina el sistema de salud.
“La ley la ajustaron al traje del negocio, del lucro, y el lucro lo tienen concentrado pequeños emporios financieros…las ARS privadas son grandes negocios, solamente por la intermediación y manipulan a las clínicas, a los médicos”, expresó Roa.
Mientras que Ramírez deploró que el Plan Básico de Salud prácticamente no ha sido actualizado, y “han creado un antiservicio a imagen y semejanza quienes controlan y administran”.
Deploró que los médicos no tengan poder de veto ante el Consejo Nacional de Seguridad Social, y quienes lo tienen son ajenos al sector.