Arsenio Quevedo: “Solicito, demando, ruego por mi libertad, para yo recuperar mi salud

El presidente de la  Unión Nacional de Transportistas y Afines (UNATRAFIN), Arsenio Quevedo, rogó hoy ante los jueces del Segundo Tribunal Colegiado del Distrito Nacional  que le otorguen su libertad, tras indicar que no tiene nada que ver con la presunta red de sicarios que mató miembros de otro sindicato de chóferes.

“Yo creo firmemente que estamos ante un tribunal imparcial, un tribunal de justicia, y que se van a tomar la decisión, no por presión, sino por lo que pueda haber en este caso”, declaró Quevedo al tomar su turno previo a que el tribunal se reservara el fallo del caso para el próximo 13 de marzo.

Insistió en que lo único que pido en estos momentos “es que me juzgue por mis hechos; si hay algo que me incrimine, que me condenen”. Aseguró que en este caso no aparecerá nada en su contra, “porque yo no he hecho nada que pueda dañar a una persona. Soy incapaz de hacer eso. Somos formados para hacer el bien, no el mal”.

Durante su exposición, el dirigente sindical se quejó de las presuntas calumnias en su contra que, dijo, le han hecho perder peso y agudizar su enfermedad, además de hacer sufrir su familia.

“Para mí, cuando me acusan de algo que yo no he hecho, me duele muchísimo. Y los que me conocen, me llaman y me dicen pero cómo es posible que te acusen a tí de cosas, si lo que te conocemos sabemos que nunca ha tenido problemas con nadie”, dijo.

Agregó que nadie puede señalarlo en ese hecho ni en ningún otro, tras indicar que no ha tenido problemas ni siquiera con la persona que a su entender está patrocinando ese asunto (Juan Hubieres), “con quien nunca he tenido ni un sí, ni un no”.

Habla Ericson de los Santos. Mientras que en su turno, Erickson de los Santos Solís, acusado de ser el brazo ejecutor de la banda de sicarios, dijo que no tienen nada que ver con las muertes de los tres chóferes, como se le ha querido vincular.

“Y quiero pedirle a nuestro señor Jesucristo, que en los hombres de este tribunal, de ustedes honorables magistradas, está la libertad de aquellos que no tenemos que ver con esto”, expresó.

De los Santos Solís también aprovechó su turno para hacer un recorrido histórico que abarcó desde su nacimiento, en el 197o, hasta su entrada al sindicato de chóferes y la procreación de 21 hijos, 11 de los cuales mantiene en colegios privados y los otros en escuelas públicas, “por las cosas que le dicen” sobre este caso.

“Yo respeto mucho la víctima, a los abogados de la defensa, al ministerio público, pero sí quiero decirle que yo soy una persona de familia, y no de una familia pequeña, sino grande, porque para nadie es un secreto que quien les habla tiene 21 hijos en la República Dominicana“, narró.

Que me perdone. En tanto que Amauris Martínez, quien en días pasado narró que mató a los chóferes en la Juan Saltitopa, de la avenida Duarte, Distrito Nacional, tomó el micrófono para pedir perdón a los familiares por los hechos que cometió.

“Magistrada, lo único que le voy a decir, que me perdone, que me perdone la familia, por lo que yo hice, no por otro cosa. Pido perdón”, dijo.

En la audiencia también hicieron uso de la palabra los familiares de las víctimas, quienes en su mayoría pidieron justicia por los hechos cometidos por la presunta banda.