Asociación de Micro y Pequeños Empresarios Textiles de la Frontera  advierten se perderían 50 mil empleos

http://hoy.com.do/image/article/410/460x390/0/318C6BAF-1DA3-4122-BF9A-76540463A8C0.jpeg

La Asociación de Micro y Pequeños Empresarios Textiles de la Frontera advirtió que del gobierno no levantar la medida que prohíbe la entrada de ropa usada al país, más de 50 mil empleos indirectos se perderían en toda la zona lo que constituiría un golpe mortal para la economía de humildes familias que solo dependen de dicho negocio.

Afirmaron que de acuerdo a los estudios realizados por el organismo ese sector informal de la economía que se dedica a la venta de ropa usada en los pueblos de la frontera y otros puntos del país, mueve mensualmente más de RD$ 300 millones, los cuales son el soporte de provincias tan deprimidas como Pedernales, Elías Piña, Dajabón, Jimaní y  Baoruco.

El vocero del organismo Genaro de la Rosa afirmó que si como dicen las autoridades el  país vive momentos difíciles fruto de la situación económica mundial, resulta inconcebible quitarle el empleo a miles de hombres y mujeres que sin cometer ningún delito, se ganan el sustento de sus familias.

Al hablar en rueda de prensa junto a decenas de micro y pequeños empresarios textiles de la frontera, y otros pueblos del país, de la Rosa señaló que solo en Pedernales  se perderían 426 empleos directos y más de mil indirectos ante el inminente despido que haría la empresa DM Grup Internacional, la cual además beneficia a otros tantos que se dedican al negocio de la ropa usada, y que igual situación ocurriría en Elías Piña, Jimaní Baoruco y Dajabón.

“La frontera está de luto ante este golpe mortal dado a sus habitantes, en especial a las humildes familias que han hecho de la venta de ropa usada su única fuente de vida, ya que como es sabido por todos,  el Sur no solo es una de las regiones más pobres del país, sino de las más olvidadas, por lo que esperamos que las autoridades hagan conciencia de esta problemática que nos tiene en una situación desesperante’’ Manifestó de la Rosa.

Indicó que además de la frontera el negocio de la ropa usada afectaría a miles de gente de San Juan de la Maguana, San Cristóbal, Puerto Plata y Santiago, ‘’ precisó.

Manifestó que a esto se le agrega el gran problema del comercio bilateral entre Haití y República Dominicana donde cada día de plaza, o de mercado entran al territorio dominicano miles de haitianos que gastan dinero en los negocios de esas provincias, lo que significa que cientos de establecimientos comerciales serían afectados ya que el mercado quedaría prácticamente cerrado. 

Indicó que casi seis millones de personas de todo el país acuden cada día a los mercados de pulgas a comprar, o vender la prenda de vestir de sus familias, en especial los de menos ingresos.

Dijo que  el negocio de la ropa usada no solo afecta de manera directa a los vendedores, sino que cientos de camioneros que se dedican a la carga hacia la frontera y otras regiones del país también perderían sus empleos, y otros tantos sus unidades, ya que muchos de estos vehículos fueron adquiridos mediante préstamos bancarios.

“Es una situación preocupante la que estamos viviendo en la frontera,  aquí hay gente que desde que se anunció dicha medida jamás han podido dormir ante los problemas que esto acarrea, no sabemos qué hacer, ojalá que el gobierno entienda esta situación’’ Aseguró de la Rosa.