Auge económico sin empuje social

Lo que indican los pronósticos es que para 2018 la economía dominicana seguirá creciendo, pero paralelamente aumentará la pobreza. En esto se resumen algunas consideraciones de los economistas Ernesto Selman, Alejandro Fernández, Jacqueline Mora y Guillermo Arancibia, formuladas en el evento Think Economics, que analiza las perspectivas de la economía dominicana. En décadas, el sostenido auge económico no ha generado empleos de calidad ni atenuado la pobreza.
No hay manera de evadir la realidad. La República Dominicana tiene que modificar los patrones fiscales y financieros que han sustentado a la economía. El modelo genera muchos costos porque se afinca demasiado en deuda que coexiste junto a un déficit fiscal sostenido, agudo, que obliga a tomar prestado para cubrir el presupuesto. Es un círculo vicioso que no deja lugar para la inversión social destinada a atenuar la pobreza con más contundencia.
Para 2018 se mantienen expectativas de crecimiento económico similares a las de este año, con la diferencia de que se incrementará el componente de deuda pública y crecerán las obligaciones por concepto de servicios y capital de esos créditos. Es un círculo vicioso difícil de romper, porque no hay mejora de los ingresos fiscales para bajar la dependencia del débito. La economía crecerá otra vez, y la pobreza también.

Huelgas médicas son ritual cruel

La atención médica es un ejercicio en pro de la vida del adolorido, pero cuando se niega deliberadamente es un precursor del dolor y la indignación. Los miles de personas que necesitan acudir a los hospitales en procura de atención para sus enfermedades posiblemente han padecido el dolor de que se les niegue algo a lo que tienen derecho como parte de un Estado. Para el Colegio Médico Dominicano, que a veces invoca una supuesta defensa del derecho a la salud de los dominicanos, el interés pecuniario que ha desbordado los límites de la crueldad tiene más méritos que la vocación de servicio que debe caracterizar la profesión.
La nueva directiva del Colegio Médico debe fundamentar sus luchas sobre valores más humanistas y menos crueles que las paralizaciones de servicio en los hospitales.


COMENTARIOS