Aumento de tributos afectaría poco a ricos

http://hoy.com.do/image/article/774/460x390/0/05C28511-9ECD-403B-B4B5-8E590847A7C8.jpeg

Integrantes  del Consejo Económico y Social advirtieron ayer sobre el impacto negativo que dejaría a los sectores empresarial, sindical y social una aprobación del Proyecto de Rectificación Fiscal, que cursa en el Congreso Nacional.

Al abordar el tema,  Mayra Jiménez,   la directora de Prensa del Consejo de Unidad Sindical (CNUS), dijo que la valoración de los técnicos de esa entidad es que en    la  reforma fiscal del Gobierno   solo el 17% de la propuesta recaudatoria afectaría  a los grandes intereses, a la riqueza, lo que representa una situación preocupante para el sector laboral.

Asimismo, consideró que es altamente regresivo para los sectores vulnerables como los trabajadores y la clase media.

Criticó que grandes poderes económicos del país, sin citar nombres, no se hayan pronunciado sobre la propuesta del Gobierno.

 Es un proyecto altamente regresivo “y nosotros no vamos a darle nuevos impuestos al Gobierno para que gasten de manera alegre y esa es una decisión responsable del sector laboral, del sector social y del propio sector empresarial”.

Un parche fiscal. De su lado, la directora ejecutiva de la Asociación de Industrias de la República Dominicana (AIRD), Circe Almánzar, consideró que el nuevo paquete fiscal es un parche que tendría un  impacto inmediato. 

 Advirtió que tiene muchos elementos que afectarían  la competitividad en los sectores productivos.

 Consideró como    una especie de burla el aumentar dos pesos a los combustibles  para satisfacer la demanda de grupos monopólicos, que no permiten una libre contratación de transporte y encarecen los sectores productivos.

Al mismo tiempo, Almánzar consideró que sería una competencia desleal y una doble tributación la propuesta de crear impuestos  para afectar  los activos de las empresas como la circulación de los vehículos,   mientras exoneraría a los transportistas públicos.

 Asimismo, la dirigente empresarial entiende que el proyecto de reforma fiscal tiene  muchas disposiciones técnicas que tienden a mermar    la competitividad de los sectores productivos. También dice que en la propuesta del Gobierno se le presenta una limitante adicional a las empresas, principalmente a las pyme.

Además, Almánzar  dijo que el incremento de los impuestos al alcohol y a los cigarrillos  reducirá los ingresos tributarios. 

Conflicto y tensión.   En tanto, Roque Féliz, economista del Centro Bonó, consideró preocupante que se esté planteando una reforma fiscal que tendría un efecto directo en el sistema de producción y no se contemple ninguna consideración de ajuste a los salarios.

Advirtió que, de aprobarse el proyecto sin prever ese aspecto, se generarían conflictos y tensión porque los trabajadores públicos y privados reclamarían un aumento de salario para acceder a la canasta de bienes básicos.

El economista aseguró que el proyecto de reforma fiscal aumentaría productos industriales y el impuesto a los combustibles encarecería el transporte de carga, los insumos de los productores agropecuarios  y, por ende, la canasta básica  se incrementaría.

Consideró que sería un sistema tributario regresivo  en el conjunto del sistema económico del país  si se deja  intacto el mecanismo,  el gasto dispendioso, el gasto sin responsabilidad social y  la falta de transparencia. 

Advirtió que es urgente crear un clima de confianza que le permita a todos discutir un pacto fiscal de mediano y largo alcance, como nueva forma de construir cohesión social.

La comisión bicameral consultó a varios sectores para en los próximos días aprobar el proyecto.

Las claves

1. Nueve modificaciones

 El director ejecutivo del CONEP, Rafael Paz, dijo que desde 1991 hasta el 2000 no hubo una  sola reforma tributaria y la presión fiscal aumentó un 15%.  Desde el 2000 a la fecha ha habido nueve modificaciones al régimen impositivo   y la presión tributaria lo que ha provocado es que muchos sectores vayan a la informalidad, dejen de tributar y se reduzca considerablemente la presión fiscal.

2. No han resuelto

Circe Almánzar dijo que   en el CES se demostró que las últimas reformas tributarias realizadas en el país  no han aumentado la presión tributaria pero sí los impuestos.


COMENTARIOS