Ausencia de planificación

La capacidad instalada y el dominio de las técnicas de la avicultura del país deben ser protegidas a partir de previsiones de consumo para evitar excedentes y estimular el potencial exportador. Las pérdidas millonarias experimentadas por granjeros en los dos meses anteriores reflejan una ausencia de coordinación entre componentes del sector y con las autoridades agropecuarias que no deben estar de espaldas a la realidad ni cometer la imprudencia de autorizar importaciones que tiendan a saturar el mercado. El ingreso inoportuno de comestibles de orígenes vegetal y pecuario provoca recurrentes adversidades para cultivadores y productores de carne, consecuencias de malas decisiones oficiales. El daño es de similar intensidad para inversiones locales de valor estratégico y para los consumidores, llevados a rachas de alzas derivadas de un suministro que termina siendo más costoso.
La falta de planificación puede manifestarse en áreas ajenas a la cobertura alimentaria. El Estado ha promovido con gran inversión la carrera docente atrayendo a miles de jóvenes hacia centros académicos, lo que parecía oportuno hasta el momento en que pudo saberse que la necesidad real de maestros para el sistema público estaría satisfecha a mediano plazo y que probablemente el país se esté acercando a una sobreoferta para plazas en las escuelas, para frustración de mucha gente motivada a abrazar el magisterio.

La relación ideal con los afiliados

Para el Seguro Nacional de Salud, SENASA, contar ya con más de un millón de afiliados del régimen contributivo en competencia con administradoras privadas que no descuidan sus fines utilitarios, es un reto para la entidad misma y la colectividad, para la que debe existir siempre una opción de atenciones de salud identificada con los fines eminentemente sociales del Estado. En este caso, el crecimiento no debe ir en menoscabo de la calidad de los servicios como a veces ocurre.
Senasa debe permanecer como un canal que transfiere eficazmente a la población el patrocinio oficial que recibe, al tiempo de responder con idoneidad a las necesidades asistenciales de quienes libremente se convierten en cotizantes de sus planes. Debe brillar como organismo público bien dirigido que traza camino en la Seguridad Social.