¡Ay! Me estoy quedando ciega

El tiempo en el que un problema visual podría dejar ciega a una persona es indeterminado, dice Matos

A veces las personas tienen dificultades en la visión. Puede tratarse de que no ven ciento por ciento de cerca, de lejos, dolores de cabeza al leer un libro, el periódico… Pero, por lo regular no ponen mucha atención a estos síntomas, los cuales podrían ser una alerta de que algo grave está ocurriendo con su vista y que a corto o largo plazo podría dejarle ciego, si no acude a tiempo a un especialista
Hay que destacar que de los cinco sentidos, de los cuales la vista es uno de ellos, la falta de visión es uno que dificulta en gran manera la existencia, el desarrollo y accionar de las personas; es un gran limitante, por lo que, si se tiene, hay que preservarlo.
A propósito del tema buscamos la opinión de una experta, la oftalmóloga cirujana Yesenia Matos Báez, para que oriente a los lectores de ¡Vivir! sobre las consecuencias de no cuidar adecuadamente la visión.
La especialista del centro oftalmológico Ver Kid recomienda que las personas que sientan alguna alteración en su capacidad visual no se descuiden y acudan de inmediato a un oftalmólogo, ya que el propio paciente es quien está facultado para cuantificar su visión y requiere que el médico le dé un diagnóstico preciso de lo que puede estar padeciendo, y darle el tratamiento adecuado.
¿Hay síntomas específicos de que se está perdiendo la visión? La doctora Matos precisa que no hay un síntoma específico que pueda dar una alerta de pérdida de visión, por lo que “cualquier alteración en la visión que tenga un paciente le debe motivar a una visita de forma inmediata al oftalmólogo, ya que es él quien puede diagnosticarle cualquier padecimiento”.
Aunque no se tienen estadísticas en el país sobre la cantidad de personas ciegas por falta de tratamientos a tiempo, Yesenia Matos indica que una de las enfermedades que mayor ceguera ocasiona es el glaucoma.
“No hacerse un diagnóstico a tiempo puede degenerar en cegueras permanentes, retinopatía diabética, la cual puede provocar trastornos irreversibles en la retina si el paciente no tiene un buen control metabólico, así como la retinosis pigmentaria, que tiene origen genético y es de carácter degenerativo.
Añade que dichas afecciones hacen que poco a poco el paciente vaya perdiendo las principales células que la forman la retina.
Matos indica que es posible que el paciente con dificultades visuales tenga una degeneración macular relacionada con la edad, que es un trastorno ocular que destruye lentamente la visión central.
Diagnóstico y tratamiento. “Si el paciente acude al especialista cuando sienta cualquier molestia visual, aunque el diagnóstico sea un glaucoma, catarata, astigmatismo, hipermetropía, no tiene por qué quedarse ciego, ya que existen cirugías con las que dichas afecciones se corrigen y tienen muy buenos resultados”, dice la doctora Matos Báez.
“El paciente puede quedar sin visión si no busca la ayuda profesional a tiempo, pero cualquiera de los daños mencionados puede ser revertido con cirugía”, destaca.
Por eso enfatiza cuán importante es que las personas hagan una visita al oftalmólogo una vez al año, y que si ya tienen una condición especial, siga las indicaciones del especialista.


COMENTARIOS