Bajoplato: a servir la Navidad

0369

Plato base, plato de sitio, plato de presentación o bajoplato, como mejor le resulte llamarlo, aunque tal vez parezca superfluo, no lo es, ya que es un elemento que en la decoración de la mesa juega un papel importante en cuanto a la belleza y elegancia.
Este plato forma parte de los códigos de protocolo y es un elemento fundamental en la decoración, básicamente en ocasiones formales, que demanden buen gusto y elegancia, por lo que la mesa de Navidad no podría ser la excepción.
Por eso, en el mercado, las tiendas especializadas en decoración del hogar ofrecen para estas festividades bajoplatos en variedad de tamaños y diseños con motivos propios de la época para engalanar la mesa en la cena de Nochebuena.
Los hay con las tradicionales flores de pascua, con flores de muérdago, con la imagen del “viejo barbudo”, Santa Claus, con muñecos de nieve, con renos, árbol navideño, bolas, con botas, nieve… diferentes símbolos navideños.
Bajoplato o plato base. Según el protocolo, no tiene que formar parte de la vajilla, puede ser distinto tanto en forma como en color, y su función principal en la decoración de la mesa es que ésta no luzca vacía.
Algunos muy bonitos se dejan fijos, pero, por lo general, a menos que lo primero que se sirva sea una fuente con algo líquido, son retirados al servir el primer plato.


COMENTARIOS