Banì compromiso con el turismo sostenible

A1

Desde el año 1974 un grupo de banilejos comprometidos con el desarrollo de la provincia Peravia iniciaron gestiones para impulsar el desarrollo de proyectos turísticos, sin éxito alguno, pero las iniciativas y esfuerzos no fueron en vano, pues esta laboriosa comunidad de la región Sur del país, con atractivos espacios ecológicamente viables, acogió el turismo sostenible para impulsar el desarrollo económico, social y medioambiental de sus respectivas comunidades.
El turismo sostenible, según la Organización Mundial del Turismo (OMT), es “El turismo que tiene plenamente en cuenta las repercusiones actuales y futuras, económicas, sociales y medioambientales para satisfacer las necesidades de los locales y visitantes de la industria, del entorno y de las comunidades anfitrionas”.
El Clúster Turístico y de Producción de Baní se organizó cinco años antes de que el turismo llegara a la provincia.
La decisión de desarrollar el turismo sostenible en la provincia Peravia, el polo turístico no. 8, fue instituido mediante el decreto número 177 de 1995, que incluye sus atracciones naturales: Playa de Puntas Salinas; Bahía de Las Calderas, Los Almendros, Bahía de Ocoa y Palmar de Ocoa. Posteriormente esa disposición fue modificada para incluir la parte de la playa de Palenque, en San Cristobal, y la costa de Azua, que pasaron a formar parte del polo turístico no. 8.
Esta causa fue adoptada y recibida con beneplácito por el Clúster Turístico y de Producción de Baní, que preside el arquitecto Juan Tejeda Santana, quien precisa que actualmente hay tres proyectos turísticos importantes en la provincia: Ocoa Bay, localizado en Palmar de Ocoa; Punta Arena, ubicado en la comunidad Fundación de Sabana Buey y Caney Beach Home, en la localidad de Matanzas.
“Hace cinco años un comité gestor, en vista de que se estaba gestando el primer proyecto turístico en la provincia, el Caney Beach, en la comunidad de Matanzas, y no había ninguna organización que trabajara a favor del desarrollo del turismo”, precisó Tejada.
La espera fue larga, pero 23 años después el grupo de forjadores banilejos encamina los pasos para ver florecer el fruto del esfuerzo. Actualmente Baní tiene el proyecto turístico Caney Beach Shock. Además, el empresario Frank Rainieri adquirió los terrenos aledaños a Los Corbanitos para desarrollar un ambicioso proyecto.
Tejeda explicó que el Clúster Turístico y de Producción de Baní se organizó cinco años antes de que el turismo llegara a la provinciay se constituyó como un programa del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) a través del Consejo Nacional de Competitividad”.
En siete talleres, explicó, “hicieron una consultoría y de esa iniciativa obtuvimos resultados positivos, como el plan estratégico de desarrollo del destino turístico de Baní. Decimos Baní porque es el nombre que se conoce más que provincia Peravia”.
Sin desmayo, el grupo de entusiastas banilejos sigue trabajando como clúster y organización, basado en el plan estratégico de desarrollo, “que define nuestras cosas buenas y todas las debilidades, es decir, nuestras fortalezas y nuestras flaquezas y nos dice cómo esos puntos débiles podemos convertirlos en fortalezas con actividades específicas que se cuantificaron a corto, mediano y largo plazo”.
A corto plazo figura todo lo que tiene que ver con concienciar la provincia, a las comunidades con la educación de las personas con todo lo relacionado con la actividad turística, cómo debe recibir al turista, y también cuáles son los planes de negocios y estratégias que deben desarrollarse y hacerse en las comunidades, dependiendo de sus actividades, para crear atractivos para que los turistas puedan ir, participar.
El Clúster aspira a que no se quede el turismo en el “todo incluido”, sino que el turista llegue y no se quede en la playa, sino que se hospede y salga en excursión, o tomar un taxi y desplazarse a las comunidades para conocer. Esa es la única forma que las comunidades tienen de percibir monetariamente los beneficios del turismo”.
Tejeda aseguró que siguen esforzándose para que el turismo sea ecológico, sostenible, “porque tenemos muchos espacios ecológicamente viables para aprovecharlos. Sólo el municipio de Matanzas había sido declarado ecoturístico”. Recientemente El Senado de la República declaró la provincia Peravia ecoturística.
De interés turístico: Salinas. Es una comunidad de pescadores, enclavada en un lugar estratégico, única en la zona del Caribe, en medio de las Dunas más grandes que tienen las Antillas, y en ese lugar existe fauna endémica que no existe en ninguna parte del mundo.
Las fosas de sal. Es un sistema que utilizaron los taínos. En el segundo viaje de Cristóbal Colón a esta isla lo como bautizó “Salinas de Puerto Hermoso
Playa El Derrumbao, de una belleza natural única. No se puede acceder en vehículo. Para llegar, los visitantes son transportados en pequeñas embarcaciones.
Llanura de Peravia. Se extiende desde el río Yaque del Sur hasta la llanura del número, entre las últimas estribaciones se la cordillera Central y el Mar Caribe.
Manaclar. Este fantástico lugar, a unos 25 minutos de Baní, es un mirador natural que ofrece al viajero una vista panorámica espectacular de todo el valle de Peravia hasta la costa.
29 charcos “Las Yayitas”, ubicados en la comunidad rural del mismo nombre, en lo alto de las montañas.