BC mantiene tasa política monetaria en 5.25% anual

presenBanco

En su reunión de política monetaria de diciembre de 2017, el Banco Central de la República Dominicana (BCRD) decidió mantener su tasa de interés de política monetaria en 5.25% anual.
De acuerdo al BC, la decisión sobre la tasa de referencia se adoptó luego de un análisis exhaustivo del balance de riesgos en torno a los pronósticos de inflación, la evolución de los principales indicadores macroeconómicos nacionales, el entorno internacional relevante para la economía dominicana, las expectativas del mercado y las proyecciones de mediano plazo de ese conjunto de variables.
La inflación mensual de noviembre fue de 0.76%, provocando que la inflación acumulada a ese mes alcanzará 3.20%.
La inflación interanual alcanzó 4.14%, en torno al valor central del rango meta de 4.0%±1.0% establecido en el Programa Monetario.
Adicionalmente, la inflación subyacente, relacionada a las condiciones monetarias, se encuentra en 2.31% interanual. Los pronósticos indican que la inflación se mantendría dentro del rango meta en el horizonte de política monetaria de 24 meses.
En el contexto externo, la economía mundial cerraría el año 2017 con un crecimiento de 3.1% mientras que las perspectivas para 2018 se mantienen positivas proyectándose una tasa de expansión de 3.2%, según ConsensusForecast.
El dinamismo de la economía mundial en 2018 estaría explicado, en gran medida, por el comportamiento de las economías avanzadas.
En ese sentido, las pronósticos de crecimiento para este grupo de países han sido revisados al alza, proyectándose para Estados Unidos de América (EUA) expansiones del producto de 2.3% en 2017 y 2.5% en 2018, mientras que para la Zona Euro (ZE) el crecimiento durante esos años sería de 2.3% y 2.1%.
Las presiones inflacionarias en esas economías se mantendrían moderadas, proyectándose un 2.1% para EUA en 2017 y 2018, al tiempo que la inflación de la ZE se ubicaría en 1.5% y 1.4%, durante igual período.
En América Latina se consolida la recuperación durante 2017. Con excepción de Venezuela, todos los países de la región presentarían crecimiento positivo.