Bebés de madres que usan opioides sufren atrofias

10B_El Mundo_31_4,p01

Los bebés que nacen de madres adictas a los opioides sufren de desarrollo atrofiado, como dificultades para aprender, hablar y socializar, dice estudio.
Aproximadamente uno de cada siete niños afectados tuvieron que tener clases especiales debido a diversos tipos como desarrollo atrofiado, lentitud al hablar, o dificultades para entender idiomas comparado con uno de cada 10 niños nacidos de madres que no ingirieron opioides, dice la investigación.
El estudio subraya la importancia “totalmente crítica” de detectar los síntomas en etapa temprana, antes de la edad escolar, para darles la oportunidad de tener un rendimiento escolar normal, dijo la doctora Nathalie Maitre, especialista del Nationwide Children’s Hospital en Columbus, Ohio. “Esto confirma lo que los especialistas hemos estado viendo al hacerle seguimiento al desarrollo neurálgico de estos niños”.
El experimento abarcó unos 7,200 niños entre los 3 y 8 años de edad registrados en el programa Medicaid de Tennessee. Casi 2,000 de ellos nacieron con lo que se denomina síndrome de desintoxicación del recién nacido. Es un conjunto de síntomas causados por el súbito retiro de los opioides consumidos por la madre, como analgésicos fuertes, la heroína o el fentanilo. Esas drogas pasan por la placenta y llegan al sistema nervioso del bebé.