Belleza (+) Salud: Cuidándonos con el “smartphone”

3C_¡Vivir!_21_4,p01

¿Qué sería del verano sin disfrutar con amigos de las terrazas o sin tirarnos horas en la piscina o en la playa? Con la llegada de la época estival empezamos a quitarnos capas de ropa y nos entran las prisas por lucir un bronceado bonito.
Por ello, para no renunciar a vernos mejor, debemos proteger nuestra piel de los rayos del sol empleando una protección adecuada.

Protección. “El sol es el mayor cancerígeno conocido, incluso más que el tabaco. Por lo tanto, la protección es clave”, según explica Judit Calpe, directora médica de Medicina Familiar de mediQuo, una “app” de chat médico de 24 horas, 7 días a la semana.

“Siempre se ha creído que una cara sonrosada por el sol da un aspecto saludable, cuando en realidad ese tono rojizo o moreno que se ve en la piel después de la exposición solar es la imagen del daño producido, que crea más pigmentos para reaccionar ante la agresión”, comenta.

La doctora recuerda que la piel se daña, tanto en un día soleado, como en un día nublado, por lo que la protección solar ha de ser diaria, haga sol o haya nubes, sea verano o invierno. Siempre hay que proteger las partes del cuerpo expuestas al astro solar.

La institución especializada en maestrías y postgrados IMF Business School ha elaborado una lista de aplicaciones para protegernos del sol, entre ellas, “Sunscreenr”, que consiste en un pequeño visor con un filtro ultravioleta que permite saber si hemos aplicado la protección de forma correcta. Muestra una imagen en blanco y negro, oscurece las zonas donde se ha aplicado bien el protector solar, y anima a colocar un poco más en las zonas más claras y desprotegidas de la imagen.

Otra de sus recomendaciones es Violet Plus, un pequeño “gadget” dentro de la aplicación Live Ultra Healthy-Ultra Violet que permite conocer al instante cuándo es más seguro tomar el sol.


COMENTARIOS