Benditas Manos transforma lo básico en único

4444

Detrás de estas bellas y delicadas piezas artesanales esta toda la creatividad de Crismely Lora, la artista que hay detrás de la marca Benditas Manos.
Desde pequeña tuvo inclinaciones artísticas y desarrolló una temprana pasión por la expresión a través de diferentes formas de creación. “Desde muy pequeña mis padres cultivaron en mí esa sensibilidad y atracción por el arte, que desde entonces he venido desarrollando a través de diferentes formas”, cuenta.
Al comienzo de los años 2000 se dedicó a experimentar con varias disciplinas artísticas: hizo cerámica, incursionó en la pintura y la fotografía, diseñó muebles, “hasta que en los últimos años, a partir del descubrimiento de diferentes tradiciones artesanales en varios países, decidí dedicarme de lleno a la pintura y desde ese momento, de manera profesional, transformar un amor autodidacta en un estilo de vida y una gran pasión”, dice.
Como pintora tiene piezas en óleo, acrílico y acuarela, siendo ésta una de las que maneja con más comodidad y con la que siente que mejor se expresa su arte.
En decoración. La artista asegura que decoración es tan plural como las mismas mujeres, “cada una de nosotras tiene un estilo de vida diferente. Pero hay dos puntos comunes: todas buscamos belleza y funcionalidad, eso es lo que aporta Benditas Manos”.
“La decoración es tan plural como nosotras. Cada una tiene un estilo de vida diferente, pero hay dos puntos comunes: todas buscamos belleza y funcionalidad, eso es lo que aporta Benditas Manos”, explica.
Inspiración. Lora asegura que busca motivos que la conecten de diferentes maneras con la vida, y eso le permite plasmar su creatividad en los objetos cotidianos, “para mí es un homenaje de amistad, de amor, de ‘convivialidad’, el hecho de compartir con amigos o con familia una comida servida con una bandeja personalizada, dibujada a mano, un portavasos o cualquier otro detalle de los múltiples que creamos”, dice la artista de su marca.


COMENTARIOS