Bolsa de Dow Jones registra su mayor caída desde febrero

A screen above the floor of the New York Stock Exchange shows the closing number of the Dow Jones industrial average, Wednesday, Oct. 10, 2018. The Dow Jones Industrial Average plunged more than 800 points, its worst drop in eight months, led by sharp declines in technology stocks. (AP Photo/Richard Drew)
A screen above the floor of the New York Stock Exchange shows the closing number of the Dow Jones industrial average, Wednesday, Oct. 10, 2018. The Dow Jones Industrial Average plunged more than 800 points, its worst drop in eight months, led by sharp declines in technology stocks. (AP Photo/Richard Drew)

La bolsa de valores de Estados Unidos vivió ayer una oleada de fuertes ventas, que llevaron al Dow Jones a registrar su mayor caída desde febrero.
La fuerte subida de la rentabilidad de los bonos estadounidenses ha hecho que los inversores huyan de los activos de riesgo, como la renta variable, según los expertos.
El Dow Jones de Industriales ha cerrado con una caída del 3,1% (más de 800 puntos), en lo que supone su mayor descenso desde el pasado mes de febrero, cuando cayó alrededor de un 4%. Aún mayor ha sido el correctivo sufrido por el Nasdaq, el indicador que aglutina los grandes valores tecnológicos, que se ha hundido un 4%, su mayor caída desde junio de 2016, cuando tuvo lugar el referéndum sobre el Brexit.
Por su parte, el S&P 500 ha perdido otro 3,2%, registrando su descenso más abultado en un solo día también desde febrero.
Los principales índices de Wall Street han sufrido ayer miércoles un severo correctivo arrastrados por la escalada de la rentabilidad del bono estadounidense, que se encuentra en zona de máximos de siete años, por encima del 3,1%, y ha provocado que muchos inversores hayan decidido buscar el refugio de la renta fija, huyendo de los activos de riesgo como la renta variable.
Además, las perspectivas de que la Fed realice una nueva subida de tipos en diciembre, la cuarta del año y que dejaría el precio del dinero en hasta el 2,5%, hacen prever mayores repuntes del bono norteamericano, aumentando su atractivo para determinados inversores en detrimento de la Bolsa y, en especial, de los valores tecnológicos, que hoy han vuelto a ser los más castigados por las ventas.