Brasil inicia campaña electoral corta

Brasil dio ayer inicio a la campaña para las elecciones del 7 de octubre, la más corta e indefinida de su historia, que se desarrolla en medio de una batalla jurídica sobre la candidatura del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso por corrupción.
Mientras se mantienen interrogantes sobre la candidatura de Lula, del Partido de los Trabajadores (PT), un total de 13 candidatos están autorizados por la justicia para salir a la calle en busca de votos para los comicios legislativos, regionales y presidenciales del 7 de octubre.
La incertidumbre se agravó la víspera, después de que el PT desafiara a la Justicia y registrara oficialmente la candidatura de Lula, preso desde el pasado 7 de abril por corrupción. Horas después del registro, la Fiscalía presentó un pedido de impugnación ante la corte electoral para anular la candidatura del exsindicalista al considerar que Lula “no es elegible” por estar ya condenado en segunda instancia.
El expresidente (2003-2010) lidera las encuestas de intención de voto con un 30 % y ganaría en una segunda vuelta ante cualquier adversario.
El líder del PT tiene como compañero de fórmula al ex ministro y ex alcalde de Sao Paulo Fernando Haddad, quien podría ser el sustituto de Lula en caso de ser vetado éste por la justicia electoral.