Buscan proporcionar energía solar a PR

En esta imagen, tomda el 24 de julio de 2018, Julio Rosario instala un sistema de energía solar en su casa en Adjuntas, Puerto Rico. La ONG medioambiental Casa Pueblo instaló sistemas solares en dos ferreterías, una barbería y varias tiendas más pequeñas. Los activistas esperan que sirvan como un oasis de electricidad donde la gente pueda cargar sus celulares o almacenar sus medicamentos si fuese necesario durante una tormenta. (AP Foto/ Dennis M. Rivera Pichardo)
En esta imagen, tomda el 24 de julio de 2018, Julio Rosario instala un sistema de energía solar en su casa en Adjuntas, Puerto Rico. La ONG medioambiental Casa Pueblo instaló sistemas solares en dos ferreterías, una barbería y varias tiendas más pequeñas. Los activistas esperan que sirvan como un oasis de electricidad donde la gente pueda cargar sus celulares o almacenar sus medicamentos si fuese necesario durante una tormenta. (AP Foto/ Dennis M. Rivera Pichardo)

A diez meses del huracán María, Adjuntas sigue quedándose sin electricidad cada vez que las fuertes lluvias o el viento sacuden el frágil tendido eléctrico que alimenta a esta localidad en lo alto de las montañas del centro de Puerto Rico.
Cuando esto ocurre, sus 20,000 habitantes se quedan de nuevo a oscuras, sin luz, agua fresca o aire acondicionado, a excepción de un puñado que casas y negocios que se iluminan en la noche gracias a la energía solar.
Los residentes de Adjuntas llaman a estos lugares “cucubanos”, como un tipo de luciérnaga del país. Forman parte de un movimiento en auge que busca proporcionar al territorio de energía sostenible y renovable independiente de su red eléctrica.
Varias ferreterías, barberías y ultramarinos de todo el país están adaptándose a la energía solar, intentando alejarse de la empresa eléctrica estatal, que sigue dependiendo en gran medida de la importación de petróleo. La cifra es todavía baja (docenas o cientos frente a millones de usuarios de sistema convencional) pero autoridades del sector y ambientalistas siguen el proceso de prueba para ver si Puerto Rico puede hacer cambio a gran escala a energía renovable.