Calidad docente en primera línea

Con diagnósticos actualizados y recursos económicos a la mano, con un plan maestro enfocado en la calidad, el Ministerio de Educación se enfrenta al reto de sacar al sistema de enseñanza del atasco en que se encuentra. En el actual período gubernamental, la elevación de la calidad de los docentes desde que ingresan a la carrera hasta terminarla, tiene primerísimo puesto en un orden de prioridades que el ministro de Educación, Andrés Navarro, maneja visible interés por alcanzar las metas.
Ayer, en el almuerzo semanal de los medios del Grupo de Comunicaciones Corripio, Navarro y técnicos que le acompañaron desglosaron los ejes del plan maestro, que está enfocado en dar formación continuada a los maestros en servicio, y aplicar con celo y precisión el currículo de competencias. Con esto se procura atacar una de las flaquezas que colocan al sistema educativo nacional en posiciones decepcionantes.
La voluntad está puesta hacia la capacitación de los 90,000 docentes en servicio, y hacia la incorporación de 20,000 nuevos profesores con las destrezas necesarias para manejarse en el currículo vigente. Esto, sumado a la adecuación estructural y disposición de la logística necesaria en los planteles, deberá influir en la elevación de nuestras calificaciones en materia de calidad educativa. Adelante con este decisivo compromiso por el desarrollo del país.

Violencia desenfrenada

Del sábado a esta parte, la violencia desenfrenada cobró varias vidas por medio de actos horrendos. La violación y asesinato de la adolescente Vianela Reynoso Amparo, cuyo cadáver fue encontrado en las inmediaciones del Faro a Colón, coloca en el ánimo público una nota de tristeza e indignación. Las autoridades deben dar cuanto antes con el autor de este acto bárbaro.
El sábado, en el barrio Cienfuegos, de Santiago, un individuo mató a balazos a Esmeralda Padilla, de 38 años, y a su sobrina Diana Padilla, de 7 años, y causó heridas a otras dos personas. En Los Guaricanos, Villa Mella, otro hombre, que aún está prófugo, mató a tiros a Ginelle Payano, de 27 años, Gerardo Montero Medina y la madre de éste, Arinet Medina, en medio de un litigio por una propiedad. El respeto por la vida está en sus peores momentos.


COMENTARIOS