California adopta juicios colectivos contra inmigrantes ilegales en EEUU

FILE - In this June 28, 2018, file photo, a Guatemalan father and son, who crossed the U.S.-Mexico border illegally, are apprehended by a U.S. Border Patrol agent in San Diego. California will introduce group trials on Monday, July 9, for people charged with entering the country illegally. Federal prosecutors in Arizona, Texas and New Mexico have long embraced these hearings, which critics call assembly-line justice. California was a lone holdout and the Justice Department didn't seriously challenge its position until the arrival of Attorney General Jeff Sessions. (AP Photo/Jae C. Hong, File)

Una jueza federal en California se irritó cuando un abogado de decenas de personas acusadas cruzar la frontera en forma ilegal pidió más tiempo para reunirse con sus clientes antes que les fijaran fianza.
Eran las 5 de la tarde un viernes en mayo y la jueza en San Diego lidiaba con una fuerte carga de trabajo que había aumentado debido a la política de “tolerancia cero” del gobierno del presidente Donald Trump para enjuiciar a los detenidos por ingresar en forma ilegal en Estados Unidos. “Ha sido una semana pesada”, dijo la magistrada federal Nita Stormes, quien dejó entrever que la corte necesitaba más jueces y defensores públicos.
En su intento por reducir la carga de trabajo, la corte asignará a partir hoy un juez para que vea los casos de inmigración que impliquen delitos menores y enviará grupos grandes de personas a juicio en un tipo de proceso que los detractores llaman justicia en serie.
Como lo muestra la medida, California, al igual que otros estados fronterizos, resiente la carga de la tolerancia cero que ha recaído en las cortes federales, en particular en la entidad más poblada del país, que por mucho tiempo se había resistido a efectuar audiencias judiciales colectivas para personas detenidas por cruzar la frontera sin permiso.
Fueron pocos los casos de inmigración en primeros meses del año en el Distrito Sur de California. Hubo cero en febrero, cuatro en marzo y 16 en abril, según el secretario del tribunal. Pero cuando la tolerancia cero entró en pleno vigor, los casos se dispararon a 513 en mayo y 821 en junio.


COMENTARIOS