Cáncer dobla el pulso a poderosos de AL

Por LILY LUCIANO
07 abril, 2013 6:23 pm Sé el primero en comentar

Ya sabemos que al  cáncer  no le  importa sexo, edad, condición social y ni  los jefes de Estado se libran él. La larga lista de presidentes latinoamericanos afectados por el cáncer trae al primer plano el impacto de esa terrible enfermedad en nuestro continente.

¿Será casualidad o consecuencia de un oficio de enorme estrés y desgaste físico y mental? ¿O más bien se trata de un reflejo proporcional de una realidad médica y social de los países de la región?

Los países de América Latina comparten cultura, costumbres, tradiciones. Juntos en lo bueno y en lo malo, tienen en común, además,  un terrible azote: una incidencia de cáncer cada vez mayor que se ha hecho patente en varios de sus líderes… y también entre los ciudadanos “de a pie”.

  Según explica Catalina González Pons, directora del Instituto Nacional del Cáncer “Rosa Emilia Tavárez”, en América Latina  el año pasado  un estudio arrojó estadísticas alarmantes: “En esa investigación se determinó  que  en la región el cáncer de mama, por ejemplo, es una pandemia, pues la incidencia es el doble que en los países desarrollados”.

 Jefes de Estado afectados. Primero supimos del diagnóstico de Dilma Rousseff, presidenta de Brasil, con cáncer linfático (2009). Le siguió el expresidente paraguayo Fernando Lugo, a quien se le diagnosticó un linfoma en agosto de 2010.

Luego fue el turno del recientemente fallecido  presidente venezolano Hugo Chávez. El expresidente de Brasil, Luiz Ignacio Lula da Silva, se sometió en  2011 a sesiones de quimioterapia para combatir un cáncer en la garganta.

Y para cuando se confirmó que  Cristina Fernández de Kirchner no tenía cáncer (porque la cirugía a principios de enero 2012 reveló que se trataba de nódulos benignos en la tiroides), se había corrido la voz de que  había  recibido quimioterapia.

El expresidente de Colombia Álvaro Uribe fue diagnosticado con queratosis precancerosa (primera etapa en el desarrollo del cáncer de piel) en 2012. 

¿Esta serie de  casos es simple casualidad, resultado de un “misterioso complot político” (no faltaron acusaciones de este tipo) o consecuencia de estados de un alto nivel de estrés?

La oncóloga clínica  Catalina González dice que ninguna de esas tesis está medicamente comprobada, pero obviamente el estrés tiene gran peso cuando se  habla de salud.

ZOOM

América Latina y el Caribe frente al  cáncer

 
El cáncer es la segunda causa de muerte en toda la región (la primera es la enfermedad cardíaca).

 Según informes de la Pan American Health Organization (Organización Panamericana de la Salud, PAHO, por sus siglas en inglés), se reportaron 2.5 millones de nuevos casos de cáncer en  2008.

 En ese mismo año, el número de muertes por cáncer ascendió a 1.2 millones. Lo triste es que la tendencia va en aumento. La PAHO estima que para el 2030 este número aumentará  a 1.6 millones.

 Los tipos de cáncer más comunes entre los hombres son el de estómago, próstata,  pulmón y el colorrectal.

Entre las mujeres, los más frecuentes son el cervical, el del seno, el de estómago y el colorrectal.

 Cáncer entre políticos dominicanos

El exvicepresidente Jacinto Peynado fue el último de los grandes aspirantes a la Presidencia de la República que de 1996 a la fecha han muerto de cáncer en plena búsqueda de convertirse en el primer hombre de la Nación. Previamente habían fallecido Jacobo Majluta y José Francisco Peña Gómez.

El primero fue Majluta, expresidente del país y presidente del Partido Revolucionario Independiente (PRI), quien murió en Tampa, Florida, el 2 de marzo de 1996, tras luchar con un cáncer de pulmón.

El segundo, Peña Gómez, líder del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), falleció el 10 de mayo de 1998 en el país, cuando era el candidato a síndico del Distrito Nacional para las elecciones congresionales y municipales de ese  año.
En ese momento se especuló que el trajín político de ese momento aceleró la muerte de este  líder de masas.

 En el 2012 corrió el rumor de  que el expresidente Hipólito Mejía padecía cáncer de próstata; sin embargo, Mejía lo desmintió diciendo que para dolor de sus adversarios, su salud está bien y que no tiene ni ha tenido cáncer.

Sé el primero en comentar
Políticas de comentarios - ¿Cómo comentar?

hoy

Políticas de comentarios

La administración se reserva el derecho de editar o borrar cualquier mensaje posteado por los usuarios.

Los datos personales y la IP son registradas cada vez que el visitante postee un mensaje. Si tiene una queja sobre algún comentario, por favor contáctenos de inmediato.

No compartimos su información con terceras partes o compañías

Por favor, lea las reglas antes de postear:

  • • Anuncios Comerciales - No se permiten comentarios con link o anuncios comerciales. Si desea anunciarse en nuestro site contáctenos para recibir información adicional.
  • • Contenido Ofensivo - No postee contenido ofensivo o sexual. Este tipo de contenido queda terminantemente prohibido y resultará en la restricción permanente del usuario
  • • Comportamiento - Cualquier comentario ofensivo a otro usuario, en molestia o en forma de amenaza no será permitido. Si se da el caso de dicha conducta, el acceso de el usuario podrá ser restringido permanentemente.
  • • Fuera de Contexto - Deben mantener los comentarios dentro del contexto del artículo.