Candidatos electorales gays desafían a la política tradicional dominicana

?????????????????????????????????????????????????

Santo Domingo. Por primera vez en la historia de la República Dominicana, un político se declara abiertamente homosexual y se postula como diputado al Congreso en las elecciones del próximo 15 de mayo.   Se trata de Deivis Ventura, un activista por los derechos de la comunidad gay, que, en las listas del Partido Revolucionario Moderno […]

Santo Domingo. Por primera vez en la historia de la República Dominicana, un político se declara abiertamente homosexual y se postula como diputado al Congreso en las elecciones del próximo 15 de mayo.   Se trata de Deivis Ventura, un activista por los derechos de la comunidad gay, que, en las listas del Partido Revolucionario Moderno (PRM), aspira a conseguir plaza en el Parlamento por el municipio Santo Domingo Oeste.   “Ser homosexual aquí implica exponerte a toda suerte de discriminación. Ser gay, lesbiana, trans o bisexual en nuestro país es un acto de valentía”, explica en una entrevista con Efe.

Y no es el único que desafía a la política tradicional. Yimert Telemin se presenta para regidor en la población de la Romana, en el sureste del país.   Su historial está ligado al movimiento de los derechos civiles y ha sido amenazado de muerte por presentarse como el primer candidato homosexual que opta a una alcaldía.   En las listas del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), Telemin, como Ventura, defiende la plena integración- “Las personas LGBT (lesbianas, gais, bisexuales, transexuales y transgénero) no tenemos derecho a la salud, educación, empleo, justicia y otros derechos fundamentales”.

Ambos activistas son en parte culpables de que la discriminación por orientación sexual haya entrado en campaña. Para empezar, las iglesias evangélicas del país han pedido a los feligreses que eviten votar en las elecciones a los candidatos que apoyen a la comunidad homosexual.

Por si fuera poco, la comunidad evangélica ha amenazado con leer en todos los recintos religiosos la lista de los candidatos a diputados, senadores, alcaldes y a presidentes “proaborto, progay y en contra de la soberanía” para que no voten por ellos.   Por su parte, la Conferencia del Episcopado Dominicano (CED) emitió este mismo mes un duro comunicado contra el embajador de Estados Unidos, James W. Brewster, un activista homosexual que, desde su llegada a la isla en 2013, ha defendido la causa LGBT.


COMENTARIOS