Cannes, en recta final con un niño heroico: Zain

La guionista Jihad Hojeily, la directora y actriz libanesa Nadine Labaki, la guionista Marianne Katra y el actor sirio Zain al-Rafeea, elenco de la película “Ca p h a rn a u m”.

El Festival de Cannes entró en su recta final con una historia heroica de un niño de la calle en Beirut -interpretado por un refugiado sirio-, “Dogman”, del italiano Matteo Garrone, y una cinta en torno al porno gay.
En “Cafarnaúm”, de la libanesa Nadine Labaki, un niño de 12 años, Zain, ataca a sus padres ante la justicia por haberlo traído al mundo y no ser capaces de criarlo. Sus progenitores lo maltratan a él y a sus numerosos hermanos, y solo quieren que contribuya a la economía familiar con precarios trabajos.
Cuando sus padres casan a su hermana de 11 años, Zain se fuga y se refugia en casa de Rahil, una inmigrante clandestina de Etiopía, que le pedirá que cuide a su bebé mientras ella trabaja.
Zain, del que la calle ha hecho un superviviente en medio de la miseria, se hace cargo del bebé, en una barriada donde no hay ni agua potable.
“Este niño de la calle que veo, cuando desaparece, ¿dónde va? ¿Qué le ocurre? ¿Dónde están sus padres? ¿Cómo es su vida? Esto era lo que me interesaba”, explicó la directora libanesa a la AFP poco antes del Festival de Cannes.
“A través de esta película, he intentado dar voz a estos niños”, dijo la realizadora y actriz, que se dio a conocer con “Caramelo” (2007) y que en 2014 participó en la película colectiva sobre Rio de Janeiro, “Rio, eu te amo”.

“Una revelación”. En la piel de este niño abandonado está Zain Al Rafeea, un refugiado sirio de 13 años que vive en Beirut y que la directora encontró en la calle cuando jugaba con otros niños.
Durante el rodaje, “estaba más mimado que en casa de mis padres”, dijo Zain en la rueda de prensa, poco antes de quedarse dormido ante las cámaras, mientras el resto del equipo contestaba a las preguntas.
El público de la proyección se rindió ante su actuación.
“El joven Rafeea es una revelación”, dijo Jay Weissberg, crítico de “Variety”.
A un día de que el jurado, presidido por Cate Blanchett, otorgue la Palma de Oro, “Cafarnaúm”, una de las tres películas dirigidas por mujeres entre las 21 en liza, encabeza la carrera para el máximo galardón.
Entre las favoritas también destacan “Shoplifters”, del japonés Hirokazu Kore-Eda, un enrevesado drama familiar con dos niños en el centro de la historia, la fábula con toques simbólicos “Lazzaro felice”, de la italiana Alice Rohrwacher, y “Burning”, un “thriller” sinuoso del surcoreano Lee Chang-dong.
Para el premio a la mejor interpretación masculina, suena con fuerza el nombre del actor italiano Marcello Fonte, que interpreta a un modesto peluquero de perros en “Dogman”.
En la cinta, este hombre sencillo, que también hace pequeños negocios con la cocaína, se ve confrontado con un exboxeador sin escrúpulos adicto a la droga.
Coproducción mexicana. “Para mí, Marcello es una especie de Buster Keaton de los tiempos modernos, casi un actor del cine mudo”, dijo Garrone sobre su actor.
El jueves por la noche se presentó “Una daga en el corazón”, del francés Yann González, sobre una productora de películas porno gays, interpretada por Vanessa Paradis.
“Una daga en el corazón”. La coproducción francesa, mexicana y suiza proyectada el jueves es un “thriller” onírico y erótico que rinde homenaje al cine de serie B, según su director.
Con Vanessa Paradis como protagonista, en el elenco también figura el mexicano Noé Hernández, “un actor loco, ultrainventivo, ultradivertido”, en palabras de González en la conferencia de prensa del filme.
El hecho de contar con financiación mexicana, supuso además que técnicos de ese país participaran en el rodaje francés.
“Todo esto fue muy beneficioso para la película. Es como si se invitara (en la película) a un más allá, que enriquece todo y da un nuevo color” a la historia, afirmó el director.
Ayer viernes se presentó “Ayka”, del kazajo Sergey Dvortsevoy, un crudo retrato de una joven kirguís sin papeles en Rusia que se ve obligada a abandonar a su hijo.
La 71ª edición del Festival de Cine de Cannes, el más importante del mundo, finaliza esta noche con la entrega de los premios Palma de Oro. El jurado lo preside Cate Blanchett.