Capacitan sobre la importancia de la biodiversidad para el desarrollo

La Bahía de Samaná es conocida por albergar una multitud de playas naturales de arena blanca

Más de 40 líderes del sector turístico local, entre representantes de asociación de hoteles, miembros del clúster turístico, autoridades locales, turoperadores, cooperativas de agricultores y pescadores se capacitaron sobre la importancia de la biodiversidad para el desarrollo económico de la zona de Samaná e intercambiaron experiencias sobre el impacto del turismo, la agricultura y la pesca.
La Mesa Redonda Regional en Samaná, celebrada el pasado martes, 12 de diciembre, tuvo el objetivo de sensibilizar al sector turístico y su cadena de suministros sobre la importancia de la biodiversidad como capital natural para el desarrollo sostenible e impulsar acciones concretas hacia la protección y recuperación de la misma.
Samaná y su península poseen innumerables riquezas naturales, paisajes coloridos, cascadas, arrecifes de coral, cuevas, manglares que generan motivaciones de visitación.
Destacándose el Parque Nacional Los Haitises, el Salto El Limón y Cayo Levantado, entre otros.
La Bahía de Samaná es conocida por albergar una multitud de playas naturales de arena blanca, bañadas por aguas cristalinas, con palmeras y cocoteros. Esta Bahía también es un santuario entre los meses de diciembre y marzo para el avistamiento de ballenas jorobadas.
La directora del Clúster Turístico de Samaná y de la Asociación de Hoteles y Empresas Turística de Samaná, Fanny Jones, aseguró que Samaná es una provincia con una belleza exuberante y que una de las prioridades de este destino es promocionarse como respetuoso del medio ambiente.
Starlina Guerrero, asesora del Programa Desarrollo de la Alianza Mesoamericana por la Biodiversidad (DABio) de la Agencia de Cooperación Alemana (GIZ), explicó que durante la capacitación se aplicó la herramienta denominada “Biodiversity Check Destino”, que ofrece al destino turístico la oportunidad de identificar los puntos de influencia en la biodiversidad y determinar su impacto actual.
“La herramienta fue desarrollada por la organización alemana Global Nature Fund (GNF), con base en la experiencia desarrollada en Europa desde el año 2012. El instrumento ha sido ajustado para las condiciones de la región, con el apoyo técnico del Programa DABio”, dijo.


COMENTARIOS