Capital ecuatoriana refuerza lucha contra acoso sexual

A1

La capital ecuatoriana, Quito, ha reforzado la lucha contra el acoso sexual con la ampliación de una campaña para proteger a las víctimas en el servicio de transporte público, que hasta ahora ha dejado a cuatro personas sentenciadas con penas que van de uno a tres años de cárcel.
Hija de alarmantes estadísticas realizadas por ONU Mujeres hace dos años, “Bájale al acoso” nació tras conocerse que el 81 % de las mujeres considera haber sido acosada o vulnerada en el transporte público y el 91 % en el espacio público en general, según la presidenta del Patronato municipal San José, María Fernanda Pacheco.
Pacheco dijo a Efe que el transporte público tiene más de un millón de viajeros por día, lo que significa que el 70 % de la población activa usa el transporte municipal.
Aunque las cabinas para recibir denuncias colocadas en ciertas estaciones hace algún tiempo dieron resultado, vieron que por lo delicado de la situación, por falta de tiempo, por el temor y por vergüenza, las víctimas no siempre acudían a presentar la denuncia.
Hubo 400 en más de dos años. Ahora la palabra ACOSO y el número de la unidad en un mensaje de texto gratuito por el móvil al número 6367 llega a una central de operaciones que se comunica inmediatamente con el conductor del autobús y se activa una alarma.
Mientras los altavoces lanzan- “Este momento, se ha registrado una situación de acoso sexual dentro de esta unidad de transporte. Solicitamos a los pasajeros mantenerse alerta y respetar a quien se encuentra a su lado”, el centro de operaciones llama al recaudador de la próxima estación -distantes unos cuatro minutos unas de otras- y a la Policía metropolitana. A la par, la central llama a la víctima para conocer sus acciones a seguir- no avanzar en procedimientos legales, desembarcar de la unidad y en el próximo punto ser acompañada para colocar la denuncia ese momento o si desea hacerlo más tarde. “Lo importante es que hay un seguimiento.
En promedio estamos tardándonos 58 segundos para devolver la llamada de la persona que haya hecho el reporte”, comentó Pacheco que apuntó que se han registrado ya 560 casos denunciados por mujeres, y de ellos 24 han llegado a instancias judiciales.


COMENTARIOS