Cápsulas genealógicas Oficina Chaplin mantiene viva obra de cineasta

A1

La figura de Charles Chaplin está más viva que nunca cuando están por cumplirse 40 años de su muerte y cien de la primera película que produjo y dirigió, lo que se debe tanto a la universalidad de su obra, como a una eficaz gestión de sus derechos de autor. La Oficina Chaplin maneja las relaciones entre las compañías que utilizan cualquier faceta de la vida y el legado artístico del cineasta y sus hijos. Igualmente, administra la obra anexa de Chaplin, desde las composiciones musicales que creó para varias de sus películas, guiones, dibujos, notas, fotografías y su autobiografía, explicó la directora de la Oficina Chaplin, Kate Guyonvarch, en la presentación de las conmemoraciones por los cuarenta años del deceso del artista. La entidad que dirige Guyonvarch ha firmado contratos con más de cien músicos para incluir la parte final del discurso que pronuncia Chaplin en El Gran Dictador (1940) en sus grabaciones o en sus conciertos. La banda británica Coldplay iniciaba el año pasado los conciertos de su gira mundial con extractos de esa polémica película, que fue la primera sonora de Chaplin, una evolución a la que este se resistió por años por temor a que la palabra quebrara el encanto y la candidez de su personaje Charlot. “Además de otorgar licencias, nos encargamos de verificar las informaciones y la calidad de los productos (relacionados con Chaplin), para lo cual releemos los libros, los cuadernillos y el empaque de los DVD y los textos biográficos ante de su publicación, así como los sitios web”, señaló Guyonvarch. La obra de Charlot es de tal actualidad que hay una tendencia al rediseño de los afiches de sus películas, varios musicales y ballets están en preparación en distintas partes del mundo, y acaba de firmarse un contrato para una película animada basada en su película “El Niño”, que saldrá a la pantalla en 2021, cuando se cumplirán cien años del filme original. En medio de esta intensa actividad comercial -cuyo valor se mantiene en estricta reserva-, el museo dedicado a Chaplin, que se encuentra dentro de la propiedad en Suiza en la que vivió los últimos 25 años de su vida, ha iniciado una serie de eventos conmemorativos. El primero ha sido el lanzamiento de un globo aerostático desde el parque que rodea la residencia y en el que los visitantes pueden subir para apreciar la hermosa propiedad, las áreas verdes adyacentes y tener vistas excepcionales del lago Leman y de los Alpes. Eugène Chaplin, el quinto hijo de los 8 que tuvo con Onna O’Neill, su cuarta y última esposa, comentó que su padre era un gran trabajador, a quien le agradaba la tranquilidad que le ofrecía su entorno en Suiza para componer y escribir su autobiografía. Charles Chaplin murió en la mañana de Navidad de 1977 y ante la cercanía de esa fecha, Eugène recordó que cuando era niño su padre les llevaba cada 25 de diciembre a ver a Papa Noel, a cuyo lado había siempre un policía “para vigilar que estábamos frente al verdadero y no ante un impostor”. El actor, director, guionista, compositor y escritor falleció a los 88 años en su mansión de la localidad de Corsier sur Vevey, donde vivió tras su exilio forzado de Estados Unidos, donde había pasado los cuarenta años anteriores. Sus mensajes de humanismo y contra las desigualdades sociales fueron asumidos desde una perspectiva ideológica y reductora, y se confundieron con su apoyo a la apertura de un segundo frente para ayudar al Ejército ruso contra el alemán en la Segunda Guerra Mundial, todo lo cual le valió graves acusaciones de comunista. Fue así que se instaló en Suiza, donde permaneció hasta su muerte. EFE