Caram afirma déficits y especulación mantienen la economía secuestrada

Guillermo-Caram7

A pesar de su crecimiento, la economía dominicana termina en el 2017 secuestrada por déficits y especulación financiera a juicio del economista Guillermo Caram.
Indicó que solo el déficit en la balanza comercial terminará por encima de los US$ 8,000 millones, más de tres veces que en 1996 que fue de US$2,635 millones.

Mientras que la especulación financiera se debe a que el gobierno paga altas tasas por financiamientos internacionales, entre un 4 y 8%, y por instrumentos emitidos por el Banco central entre 6% y 11%.

Al analizar el déficit en la balanza comercial, recordó que esta mide la insuficiencia del sistema productivo para satisfacer necesidades y se determina por la diferencia entre importaciones y exportaciones. Caram indicó que esta no puede excusarse en los altos precios del petróleo, debido a que ha bajado en los mercados internacionales.
Señaló que el déficit en la balanza comercial determina el déficit en la balanza de pagos que suele ser financiado con endeudamiento en dólares, a tasa entre 10 y 20 veces superiores a las predominantes en los mercados internacionales.
En cuanto a las repercusiones financieras del déficit fiscal, explicó que a septiembre, el 90% de las recaudaciones se consumieron en gastos corrientes, por lo que al sumar la amortización de deudas, para cubrir las cargas fijas el gobierno debió tomar prestado RD$ 22 mil millones y para financiar los gastos de capital tuvo que tomar RD$ 64 mil millones más.

Explicó que para captar tanto dinero privado, el gobierno ofrece tasas de interés atractivas de hasta 12.5%. “Esa tasa de tan alta succiona dinero privado que debió dedicarse a financiar el sistema económico-productivo y eleva la tasa a regir en el mercado financiero a niveles que no pueden pagar productores aunque sí otros agentes económicos relacionados con el comercio, especialmente importador”.

Más deuda. Caram señaló que por esa razón la deuda sigue creciendo y que al terminar el año terminará en US$30 mil millones, consumiendo el 42% del PBI, monto que sube a 53% al sumar la del Banco Central. “Y su crecimiento es progresivamente geométrico y hasta exponencial. En 1996 apenas era el 21% del PBI. Dos veces y media menos que ahora”.

Detalló que durante la presente gestión del presidente Danilo Medina la deuda se ha incrementado 57% mientras el PBI 19%, es decir, ha crecido tres veces más rápido que la economía, por lo que “transitamos un camino peligroso”.
Agrega que el tercer déficit que afecta la economía es el cuasi fiscal, que debió estar resuelto este año, según la ley de capitalización. Sin embargo, la situación se ha agravado y la deuda se incrementa anualmente en más RD$40,000 millones y los intereses por estos depósitos le generan al BC pérdidas anuales por RD$41,000 millones. “La ley de capitalización establece que el gobierno presupuesta cubrir estas pérdidas, pero no lo hace. Este año, le acaban de hacer “coca” por RD$25,000 millones”.
Dijo que el gobierno paga esa deuda con promesas que no cumple como papeles y registros en cuentas por pagar. Mientras que el banco paga los intereses de los “valores en circulación que coloca con dinero constante y sonante”, por lo cual tiene pasivos con los agentes RD$485 mil millones.

A estas situaciones Caram agrega la falta de competencia y competitividad, con precios de combustibles y electricidad fijados por el gobierno, incluyendo los márgenes de beneficios de las empresas, por lo que ellas tienen cómodas ganancias sin escarceo.
Además el monopolio del transporte por gremios que imponen sus reglas, las licitaciones públicas suelen ser manipulados; la burocracia entorpecedora; la corrupción; la infraestructura pública y los servicios sociales como la educación para el trabajo “ deja mucho que desear”.


COMENTARIOS