Carolina Féliz: “La televisión dominicana ya no forma parte de mis sueños”

http://hoy.com.do/image/article/15/460x390/0/B927B137-FF11-4FD5-ADF5-30EC61917C0B.jpeg

Nos encontramos con la presentadora de televisión Carolina Feliz, definida en su momento como “la máquina de la televisión dominicana”, siete meses después de su abrupta salida de la pantalla, cuenta sus dolores, miedos y triunfos relacionados con el medio.

La joven que logró hacer una carrera exitosa durante más de 6 años declara que una persona no se hace rica siendo conductor o conductora de televisión.

Habla de la inseguridad que prima en el trabajo de la televisión y cuenta cómo ha sobrevivido tras tocar fondo en las dos oportunidades en que tocando el techo de la popularidad fue cancelada injustificadamente en distintos canales de la TV local.

[b]DISPUESTA A EMPEZAR DESDE CERO[/b]

¿Qué te pasa que no se te ve? Dice uno de los versos de Willy Colón y que es una pregunta muy representativa si alguien se encuentra con Carolina Félix, sino tiene la oportunidad, entonces se acostumbrará a escuchar de vez en cuando ¿Y qué es de Carolina Féliz?

Carolina Féliz tiene un nombre y un rostro conocido y reconocido a través de su paso por la televisión dominicana, lugar donde demostró talento para la comunicación y facilidad para ganarse el cariño y el respeto del público.

Como no es un secreto para la mayoría, ella fue una de las figuras jóvenes que sacó ventajas del efímero proyecto de canal 52 (Maximízate en vivo, Sin frenos, Bonche Caribe) de donde pasó al canal 13 (A toda máquina) y en otra etapa ( Bemberé, Los electrolocos) y su última experiencia en Antena Latina (Feliz con Carolina y El Conconcito) de donde salió abruptamente hace 7 meses .

Desde entonces pocos han sabido que ella. No ha regresado a la televisión. No volvió a dar una entrevista y tampoco se le ha visto por esas calles de Dios a donde los que vivimos en esta media isla, nos encontramos casualmente cualquier día y hora.

El nuestro no fue casual. Fue pautado en mi casa, prefirió no ir a la redacción de HOY , aunque de entrada estaba establecido que en medio de la conversación habría una entrevista e incluimos a Rafael Segura para que hiciera las fotos.

MC: Carolina Féliz, ¿cómo estás y en qué momento de tu vida te encuentras?

Carolina: “Estoy bien y creo que me encuentro en un gran momento, uno siempre dice este es mi año, yo lo he dicho en más de una ocasión, pero yo pienso que nunca me lo he creído de verdad. Yo pienso que es un gran momento, porque hay etapas superadas, hay crecimiento espiritual”.

MC: ¿Cuándo hablas de etapas superadas te refieres a la televisión dominicana?

Carolina: “Es o no es una etapa, es un amor, para mí un gran amor, como para muchos, para aquellos que creen en su talento, los que aman esa profesión como parte de su vida no como algo para evolucionar económicamente, para ser famoso, sino para hacer algo que realmente te gusta. Lamentablemente suena un poco cursi, pero de esa gente, hay, queda. Después que pasó el tiempo, que no estaba en televisión, me di cuenta que yo era una de esas”.

MC : En el tiempo que estuviste en la televisión, ¿no te hiciste rica?

Carolina: “No. Aquí la gente no se hace rica haciendo televisión. Hay grandes productores que lo hacen como negocio, esos sí. Pero, los comunicadores, a menos que se inmiscuyan en la producción y en las ventas, no creo que se hagan ricos, eso es mentira”.

MC: ¿Cómo evalúas el tiempo que duraste en la televisión dominicana?

Carolina: “Yo crecí mucho. Me conocí, me entendí y entendí que eso era realmente lo que me gustaba, tuve contacto con la gente del pueblo, supe lo que es el ser dominicano”.

Carolina comparó su relación con la televisión con un matrimonio “tu te casas, pasa un tiempo y tu no te visualizas sin tu marido, aunque te haga daño, aunque te maltrate y te de infelicidad”.

MC: Vamos a seguir en ese tren, vamos a pensar que tu eres una esposa felizmente casada con la televisión y que bruscamente recibes el divorcio…

Carolina: “Imagínate, desamparada, sin hogar, sin el seguimiento, el calor, el apoyo, la costumbre. Yo no lo voy a decir porque es duro, pero ¿qué pasa? Que en mi caso es como un segundo divorcio, porque me pasó en un momento en Telecentro, en Bemberé, en uno de los momentos culminantes de mi carrera y por hechos que no tienen que ver con mi persona, sino con la persona para la que yo trabajaba en esa época (Alfonso Rodríguez) salimos del aire. Me cancelaron y pasé un año fuera de la televisión”.

Recuerda que en esa ocasión, se fue para España, viajó en ese año en varias ocasiones “porque es que tu te vas haciendo tu techo, sin tu darte cuenta. Yo fui haciendo mi techo, unos amigos, un amor, una vida, supuestamente yo iba de vacaciones y nunca supe que iba a ser el lugar donde estoy. Es un país maravilloso, con una cultura increíble”.

MC: Vamos a seguir contando la historia, volviste al país y a la televisión, volviste a tocar el techo de la popularidad (El Conconcito) y otra vez la ruptura…

Carolina: “Pa´que sepa, vuelvo de nuevo con la misma persona que trabajaba en Telecentro, con las mismas personas que me inicié en la televisión y volví de nuevo a estar en la cúspide y una vez más por casualidad, vamos a decir por casualidad, salgo del aire y me despido de manos de la gente que una vez me dieron la oportunidad y que en otro momento no estuvieron”.

MC: Me dijiste que la televisión dominicana ya no forma parte de tus sueños y quiero saber ¿si eso es fruto de la depresión de esas caídas o de un crecimiento que te llama a buscar nuevos horizontes?

Carolina: “Ambas cosas. No te voy a negar que para llegar a una hay que pasar por la otra. Para crecer, hay que pasar, lamentablemente por la decepción, no siempre, pero casi siempre. Cuando tuve problemas, porque fue un problema y fue algo real, en Antena Latina, porque de la noche a la mañana me despidieron, a un talento que en ese momento era la cara del canal, al menos yo lo entendía así en ese momento, pasé por un proceso de depresión, no lo puedo negar. Un proceso de desapego que es el proceso natural tras el divorcio y luego entendí que yo merecía más y lo digo que lo entendí, porque si no yo no tenía por qué irme. A mi nadie me botó, a mi nadie me cerró la puerta. Yo tenía las puertas cerradas talvez en Antena Latina, pero no las tenía en el 13, ni en el 9, ni en el 11”.

“Yo creo en mi capacidad, en mi talento, pero entiendo que aquí tu te puedes pasar la vida estudiando, creciendo, evolucionando y cuando tu vienes a ver, si tu no tienes tu propio negocio, te maltratan, te escupen y te tiran, sin valor”, concluye.

Carolina Féliz tiene 7 meses en Madrid y ya ha estado en el país en un par de ocasiones, la más reciente para Navidad, Año Nuevo y Reyes y nos explica que sus entradas tienen que ver con su intención de mantenerse en la legalidad hasta que procese su residencia.

“Estoy estudiando actuación. Tu sabes que en Madrid se hacen entre 140 y 160 películas anuales y hay un mercado muy amplio, mucho trabajo y mucha facilidad, por lo menos, muchas promesas”, afirma.

Explica que las mismas escuelas de actuación son las que mandan a las audiciones de las películas a los estudiantes que tienen un tiempo y que han demostrado temple para el trabajo.

MC: ¿Tú piensas hacer carrera como actriz y tu labor de conductora?

Carolina: “No realmente yo no he hecho ningún intento, aunque creo que hay campo y posibilidades, pero allí no es como aquí. Tienes que tener un título, una buena base, una formación, además de una buena conexión”.

Lo dice ella misma “yo he comenzado a hacer lo que pienso que debí hacer antes, que es empezar de cero. Ahora quiero estudiar comunicación y luego política, porque me llama la atención y junto con eso, la actuación, inglés. Quiero insertarme en el mundo del cine, no conozco a nadie en España, llegué sola y estoy haciendo poco a poco una base y pienso que van a venir muchas cosas buenas porque lo siento en la calle”.

MC: O sea, ¿qué tú no te arrepientes de lo dejado atrás?

Carolina: “En lo absoluto, lo digo sin rencor, sin ego, si orgullo, sin nada. Con el corazón en las manos”.

MC: Tu quieres demostrarnos algo a nosotros, ¿hasta donde llega tu mirada?

Carolina: “Yo realmente no quiero demostrarle nada a nadie, quiero demostrarme a mí misma. Hago lo que a mí me gusta y espero que la gente crea en mí”.

MC: ¿Tu sientes algún dolor por lo que te hemos hecho, el tratamiento que te hemos dado los dominicanos?

Carolina: “Para nada. Agradecimiento, porque me han hecho crecer tanto. Lo negativo pasado el tiempo se agradece, luego viene el perdón y eso es lo que permite la purificación del alma y la felicidad”.

[b]DE MODELO TV Y VICEVERSA[/b]

Carolina Feliz que se inició como modelo de las pasarelas locales, también tuvo la oportunidad en su adolescencia de ser escogida como Modelo del Año y en esa condición participó en los concursos “Modelo del Mundo”, en Turquía, “Modelo de Hoy”, en Chile, al “Hawai andr Tropic” en Miami.

Fue esta experiencia y la exposición de las bondades de su belleza corporal la que la llevaron a audicionar para entrar en la televisión, de donde salió hace menos de un año. Al radicarse en Madrid, Carolina Feliz decidió regresar a sus inicios y hoy se gana la vida como modelo. No de grandes pasarelas ni de grandes diseñadores, pero sí en desfiles de tiendas y fungiendo como hosstess de actividades, fotos comerciales “hice una campaña de promoción del Corte Inglés”.

“Eso es lo que me hace sostenerme, para mi hospedaje y pagar mis estudios. Hago entre 3 y 4 actividades a la semana y dentro de ese lapso saco tiempo para el gimnasio (tiene que mantenerse muy flaca, tuvo que adelgazar 7 kilos, quitarse la prótesis de los senos), para la escuela y para las actividades de la agencia (Group)”.

“Yo al dominicano lo que le tengo es muchísimo agradecimiento y donde quiera que llego, donde quiera que voy lo digo a boca llena, soy dominicana. Me preguntan que si de Punta Cana y les digo que no, que soy de la gente normal del país. Soy una embajadora de mi país, vivo ponderando la maravilla de nuestra gene y de la belleza de nuestras playas”.