Casa Abierta aboga por políticas de apoyo a juventud

Juan Radhamés de la Rosa, director de Casa Abierta

Los ejecutivos de Casa Abierta lamentaron ayer que el Día Nacional de la Juventud, que se conmemora hoy, encuentre al país con una total ausencia de políticas públicas para apoyar el desarrollo personal y social de ese sector de la población dominicana.
Juan Radhamés de la Rosa, Director Ejecutivo de Casa Abierta, y Raydiris Cruz, Directora en Santiago, afirmaron que la inequidad, baja educación y falta de oportunidades, entre otras muchas, “auguran a la juventud dominicana un futuro lleno de incertidumbre, de exclusión social, y por supuesto, de eternización del círculo de la violencia”.
Indicaron que corresponde a las autoridades trazar el rumbo, advirtiendo que una sociedad sin horizonte solo conduce al caos y a la violencia que hoy vive la sociedad dominicana.
“Es deber de las autoridades gubernamentales cumplir con los derechos de las personas jóvenes, e inducir en la población joven el pleno conocimiento de ellos”, dijeron.
Lo que ordena la ley. Refirieron que el artículo 7 de la Ley general de la Juventud trata sobre política sectorial de salud, y tiene por finalidad crear y promover un sistema de apoyo y seguimiento para la juventud en condiciones sociales de riesgo, como el caso de las personas drogodependientes, que le permita su integración a la sociedad en forma apropiada.
Los ejecutivos de Casa Abierta se refirieron también al “Día de la No Violencia y la Paz”, que se conmemoró ayer, y deploraron también el alto índice de violencia de género que anualmente deja decenas de muertes de mujeres en el país.
Dijeron que esta mala práctica, especialmente del hombre hacia la mujer, es un vivo ejemplo de violencia y carencia de paz en la población joven.
En este aspecto, citaron el artículo 20 de la referida Ley, que expresa es derecho de todos y todas jóvenes dominicano y extranjeros residentes en el país, vivir en un ambiente de paz, seguridad y respeto que permita su desarrollo, para lo cual el Estado Dominicano deberá disponer de los medios y recursos que fueren pertinentes.
“Abogamos por una sociedad que provea las condiciones idóneas para que la juventud disfrute, defienda y trabaje por vivir en un ambiente de paz para sí misma y su entorno”.


COMENTARIOS