Casa Abierta define errada resistencia a despenalizar droga

Entrevista a Juan Raddames De La Rosa Hidalgo director de Casa Abierta.
Santo Domingo, R.D 27-8-2013
Fotografía Gina De Camps
Entrevista a Juan Raddames De La Rosa Hidalgo director de Casa Abierta. Santo Domingo, R.D 27-8-2013 Fotografía Gina De Camps

El director ejecutivo de Casa Abierta, Juan Radhamés de la Rosa Hidalgo, afirmó ayer que entre los participantes en la Mesa Interinstitucional donde es analizada una propuesta de modificación a la Ley de Drogas, hay cierta resistencia a que el consumo de estupefacientes en el país sea despenalizado, por una percepción “errada” y “tremebundista” sobre sus posibles consecuencias.
Aclaró que despenalizar no es legalizar, sino evitar que las personas detenidas con una pequeña porción de droga porque son consumidores no sean traducidos a la justicia como traficante o distribuidor.
Señaló que las personas que más drogas consumen son adolescentes, y jóvenes, “y cuando son detenidos y sobornados por las autoridades y no tienen con qué pagar, son judicializados”.
De ahí que, según De la Rosa Hidalgo, la mayoría de los presos por droga en las cárceles del país, “son simples consumidores”.
Aprensión de la DNCD. El director de Casa Abierta dijo que el tema de la despenalización del consumo comenzó a debatirse formalmente el martes, e indicó que de parte de la DNCD hay resistencia a avanzar en esa dirección “porque su mirada es de control y de represión” y piensan que si la despenalización debilita el sistema.
“Nosotros le decimos que no, que por el contrario se va a fortalecer, porque ellos podrán dedicarse a perseguir a los narcotraficantes, además las evidencias científicas muestran que la política represiva contra las personas que usan drogas, sean adictos o no, es una política equivocada”.
Agregó que además las evidencias científicas muestran que la política represiva contra las personas que usan drogas, sean adictos o no y ser tratados como delincuentes, es una política equivocada pues lo único que hace es penalizar a personas que no han cometido ningún delito, sino que básicamente consumen una sustancia, y eso ya en muchos países se ha ido eliminando.
Citó como ejemplo el caso de Uruguay, el país más avanzado del mundo en materia política de droga, donde señaló, la marihuana fue legalizada para uso recreativo con el control del Estado.
En torno a la resistencia del Consejo Nacional de Drogas (CND), dijo que es por desconocimiento del tema.

“La ley nuestra hace tiempo que debió ser modificada, y nosotros vamos a apuntar en esa dirección para que nuestro país se inscriba en los esquemas modernos de tratar el problema de las drogas. Hay evidencias, investigaciones, experiencias de países de que si se despenaliza, baja el consumo”, puntualizó.


COMENTARIOS