Casa de Duarte en abandono absoluto por parte de la Oisoe

P2

La casa donde nació el padre de la Patria, Juan Pablo Duarte, continúa en estado de deterioro progresivo, convertida en almacén de materiales de construcción, escombros y otros desperdicios, mientras su reconstrucción sigue paralizada a tres años de que la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe) iniciara los trabajos.

El presidente del Instituto Duartiano, José Pérez Saviñón, manifestó ayer su preocupación por el tiempo de la paralización de la obra y las promesas de reinicio, sin que estas se materialicen, lo que muestra el desinterés de las autoridades por los símbolos patrios.

Pérez Saviñón, expresó que precisamente antes de ofrecer estas declaraciones conversó, vía telefónica, con el director de la Oisoe, Francisco Pagán, quien manifestó que no había razones para que la obra estuviera paralizada.

Dijo que el funcionario le informó que el arquitecto Rafael Medrano está a cargo de la remodelación de la Casa Museo de Duarte que originalmente tenía un presupuesto de RD$50 millones.

La burocracia. Lamenta que la burocracia administrativa retrase los trabajos, tras recordar que la pasada gestión de la Oisoe ni siquiera se preocupó por obtener los documentos en el Ayuntamiento del Distrito Nacional.

“El caso es que nosotros estamos desesperados, esa es la verdad, porque el pueblo dominicano tiene derecho a tener el museo, la biblioteca de Duarte, no sabemos ya que pensar”, sostuvo Pérez Saviñón.
Confía en que a más tardar la próxima semana la Oisoe empiece a trabajar, para que el hogar donde nació el padre de la Patria no desaparezca en medio del polvo y el abandono.

La espera. Hace tres años, a propósito del bicentenario del nacimiento de Juan Pablo Duarte, fueron iniciadas las labores, que no han continuado, mientras el inmueble, se deteriora por el polvo junto a las pertenencias del Padre de la Patria.

Los trabajos fueron iniciados el 17 de enero de 2013, y de ahí en adelante se han hecho más de diez promesas para reiniciar los trabajos, la más reciente la hizo el nuevo director de la Oisoe, Francisco Pagán, a Pérez Saviñón para comenzar de nuevo el pasado lunes 15.

Pero había hecho lo propio frente a un grupo de historiadores el 30 de agosto, mientras el tiempo pasa y el hogar de Duarte es un almacén de polvo, materiales de construcción y deterioro total.

Impotencia. Con impotencia, Pérez Saviñón lamentó que la reconstrucción de la casa del Padre de la Patria se encuentre en pañales, cuando el compromiso del Gobierno era que estaría lista para el bicentenario de Duarte, en enero de 2013.


COMENTARIOS