Casa de la Ópera se ilumina con el Vivid

A1

Esculturas digitales en movimiento inspiradas en la naturaleza australiana decoraron ayer la Casa de la Ópera de Sídney con el espectáculo “metamatemágicamente” que inauguró el décimo Festival Vivid de luces, música e ideas.
Las escenas proyectadas en las velas exteriores del emblemático edificio, creadas por el artista Jonathan Zawada, se inspiran en la singular biodiversidad australiana, aunque se presentan de forma distorsionada y en un movimiento de continua metamorfosis.
En su trabajo hay “plumas, rocas, figuras humanas, todas ellas llevadas al hiperrealismo, casi surrealista. La saturación de colores, patrones y texturas dan una visión única de la naturaleza australiana”, dijo Zawada en un video de presentación del festival.
Su trabajo, uno de los múltiples que se presentan en diversos lugares de Sídney hasta el 16 de junio, refleja el encuentro del arte con la tecnología.