Cavani, extitular indiscutible del PSG

edinson-cavani-522172

París. El uruguayo Edinson Cavani, el fichaje más caro de la historia del fútbol francés, ha perdido su condición de titular indiscutible en el París Saint-Germain, por su bajo rendimiento deportivo pero sobre todo por su actitud, que le ha alejado del entrenador, Laurent Blanc.   En los últimos ocho partidos, el exjugador del Nápoles […]

París. El uruguayo Edinson Cavani, el fichaje más caro de la historia del fútbol francés, ha perdido su condición de titular indiscutible en el París Saint-Germain, por su bajo rendimiento deportivo pero sobre todo por su actitud, que le ha alejado del entrenador, Laurent Blanc.   En los últimos ocho partidos, el exjugador del Nápoles solo ha formado parte del once de partida en dos, mientras que en cuatro entró en el transcurso del juego.

Una situación que parece aprovechar el brasileño Lucas Moura, que paso a paso se hace con el puesto en el tridente ofensivo junto al sueco Zlatan Ibrahimovic y al argentino Ángel di María, ambos inamovibles para Blanc.   La suerte de Cavani pareció torcerse a finales del año pasado. Hasta entonces, el uruguayo era titular sin debate y estaba llamado a sustituir en el centro del ataque a un Ibrahimovic, de 34 años y cuyo contrato expira a finales de temporada.

Para ello habían desembolsado los propietarios cataríes del PSG 63 millones de euros en 2013 por uno de los más prometedores atacantes del continente.   A sus 26 años, el jugador parecía el hombre perfecto para garantizar el relevo de Ibra, la piedra angular en la que se fundamenta el proyecto catarí del PSG.

Pero su posicionamiento en la banda izquierda, lejos del centro del ataque, su terreno preferido, han tenido como consecuencia que su rendimiento deportivo haya sido menos brillante que lo que el coste de la operación hacía augurar.   A ello se suman algunos problemas de carácter. Luchador hasta la muerte, el “matador” no ha logrado integrarse en la banda de jugadores, cada vez más cohesionada, que forma el PSG.   Apenas tiene amigos entre la plantilla y, a la mínima que puede, pone rumbo a Uruguay, donde viven sus hijos con su exmujer.


COMENTARIOS