CDEEE: suben los cobros y bajan gastos

http://hoy.com.do/image/article/779/460x390/0/2D59A685-FF10-4DA9-8208-68621569F9FE.jpeg

El vicepresidente de la Corporación Dominicana de Empresas Eléctricas Estatales (CDEEE) presentó en el Almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio los dos trofeos del primer trimestre de su gestión: el aumento de RD$600 millones adicionales en los cobros y la reducción, en RD$10.0 millones mensuales, de los gastos de personal.

Al ofrecer la información, Rubén Jiménez Bichara también destacó los aportes en generación de las hidroeléctricas que, hasta el martes, rondaba los 400 megavatios, “un aporte trascendente en momentos en que tenemos muchas plantas saliendo de servicio”.

Sin embargo, resaltó que esos tres indicadores  no ocultan la pesada carga de un déficit mensual de  US$100 millones y una deuda que al cierre de 2012 pasará de los US$1,000 millones.

“Entendemos que habrá que seguir avanzando hacia una mejor eficiencia.   Pero al día de hoy no se puede hablar de que solamente con una buena gestión en las distribuidoras se soluciona el problema del déficit, se necesita un mejor precio en la compra de energía, un parque más económico, una mejor gestión, control de las pérdidas y aprovechar más las hidroeléctricas”, expresó.

Muy alto precio.  La CDEEE compra el kilovatio hora, a las generadoras de electricidad, a 17.70 centavos de dólar, uno de los precios más caros de la región.

Respecto a la producción de energía, Jiménez Bichara destacó que existe la imperiosa necesidad de hacer una licitación donde el Estado pueda disponer de argumentos y de fuerza para negociar los contratos, del Acuerdo de Madrid, que vencen en 2016.

 “El asunto es estar claros de que hay que ampliar el parque porque la demanda  crece pero que sea una ampliación de bajo costo, más económica de la que se tiene ahora”, sostuvo el funcionario.

Apagones y tarifa eléctrica.  Al ser cuestionado sobre las causas de los apagones, hasta en sectores que tienen circuitos 24 horas,  Jiménez Bichara refirió que esos circuitos no son eternos, en tanto, no se tenga un margen de cobranzas que garantice su sostenibilidad.

Explicó que si se diese el servicio eléctrico las 24 horas, en todo el país, se generaría un costo demasiado alto para la empresa.

“Necesariamente hay que abaratar el costo de generación para poder dar un servicio ininterrumpido. A lo que aspiramos es a poder mantener la programación de los cortes de energía. Hay muchos circuitos 24 horas, pero no son una herencia eterna, es una situación de un momento que para mantenerse hay que tener un nivel de cobranza que garantice el servicio, de lo contrario deja de ser sostenible”.

Vía las distribuidoras de electricidad hay 889,619 clientes con circuitos 24 horas y 545,000 bajo el programa Bonoluz.

Al referirse a la posibilidad de que aumente la tarifa eléctrica, como condición para un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), refirió que la CDEEE no tiene ninguna propuesta, porque esa es una decisión que debe tomar el Gobierno.

Carga social.  Las autoridades, dijo Jiménez Bichara, tienen que ponderar que aumentar la tarifa tiene un costo social importante.

Sin embargo, precisó que “la tarifa que tenemos no está siendo indexada, porque indexarse subiría a niveles muy altos, por lo que tiene el Gobierno que sacrificar recursos para mantener una tarifa sin movilidad, que no sea actualizada con la variación de los combustibles.

“Eso solo puede mitigarse con la variación del parque de generación”, explicó  en el encuentro, al que también asistieron Radhamés del Carmen, Julián Santana, Demetrio Lluberes, Juan Rodríguez, Gregory Salcedo y Guarinex Méndez.

La demanda de energía  oscila entre  los 1,000 y 1,200 megavatios, y se suplen entre 1,800 y 1,700.

 La mayor demanda es en  verano, pero se reduce  a partir de octubre cuando disminuye el calor.

Las cifras

1,096.9 millones de dólares.  Es la deuda global de la CDEEE. Se distribuye de la manera siguiente: US$160 millones al Banco de Reservas, US$472 millones por compra de energía a los generadores, US$114.9 millones por concepto de la deuda congelada con los generadores y US$50.0 millones a los suplidores.

100 millones de dólares.  Se ha invertido en la mejoría de las redes eléctricas para reducir las pérdidas, con  fondos procedentes del Banco Mundial y del Banco Interamericano de Desarrollo. En  2004, debieron invertirse US$500 millones y para la fecha ese monto debió alcanzar US$800 millones.

La burocracia

La nómina tiene un impacto importante en el costo de operación de la CDEEE, lo que  obliga a dar demostraciones de una mayor eficiencia a los costos de la burocracia que tiene haber en el sector.

Rubén Jiménez Bichara habló al analizar cómo ha afectado la numeraria burocracia las finanzas del organismo estatal.

Afirmó que como esa burocracia no es sostenible, su gestión elaboró,  y aplica, un plan que apunta a la eliminación de muchas estructuras que no son necesarias y que harán más eficiente el trabajo de las empresas.

Consejos y asesores

Al funcionario se le preguntó si la CDEEE todavía conserva la plataforma de asesores que mantuvo en pasadas gestiones.

Sobre el particular explicó que la empresa eléctrica no cuenta con asesores, aunque no quiere decir que más adelante contrate algunos.


COMENTARIOS