CE podría retirar financiación a Oxfam por orgías sexuales en Haití

Penny Lawrence

La Comisión Europea podría retirar la financiación a Oxfam tras el escándalo que han generado las orgías sexuales de algunos de sus miembros en Haití.
“Estamos a la espera de que Oxfam aclare completamente las alegaciones, con máxima transparencia y urgencia. Estamos listos para revisar, y si fuera necesario, retirar la financiación a cualquiera de los socios que no cumpla con los elevados estándares éticos necesarios”, aseguró ayer Maja Kocijancic, portavoz de Asuntos Exteriores de la Comisión Europea.
“Tenemos una política de tolerancia cero hacia cualquier alegación de conducta inaceptable en organizaciones que reciben nuestra financiación”, insistió Kocijancic exigiendo explicaciones “urgentes” en nombre de Jean-Claude Juncjer.
La UE ha revisado sus datos de 2011 para ver cuál fue su aportación en Haití. Ese año, cuando ocurrieron los encuentros con prostitutas denunciados por ‘The Times’ el pasado viernes y que la organización tapó entonces y cerró con cuatro despidos y tres dimisiones, la UE desembolsó 1,7 millones de euros para las tareas de reconstrucción y ayuda tras el terremoto del año anterior a través de la Oficina Humanitaria Comunitaria (ECHO).
Pero no está claro en qué se usó ese dinero. La portavoz ha admitido que los técnicos europeos están tratando de averiguar si, por ejemplo, los despidos e indemnizaciones de los que dejaron la organización en silencio pudieron ser pagados con fondos de los contribuyentes.
“Trabamos para recabar ahora información y comprobar si alguna parte de la indemnización financiera al personal implicado fue pagada con fondos de la UE”, ha afirmado.
La subdirectora de la ONG británica Oxfam, Penny Lawrence, dimitió ayer del cargo por los escándalos sexuales en los que se vieron envueltos miembros del personal de la organización en Haití durante los trabajos posteriores al devastador terremoto de 2010.
El diario británico The Times reveló la semana pasadas abusos de trabajadores de la ONG y, en particular, informó de que el director de Oxfam en Haití, Roland van Hauwermeiren, había contratado prostitutas -algunas de ellas menores- con fondos de la organización. Oxfam ya admitió entonces que el comportamiento de su personal había sido “inaceptable” y ahora Lawrence, que en 2010 ejercía de directora de programas, ha anunciado su dimisión como subdirectora, “avergonzada” de lo que ocurrió.