CEPAL prevé baja crecimiento 2006

http://hoy.com.do/image/article/69/460x390/0/BC0A9983-F036-450A-A038-F2D0DE903424.jpeg

POR ODALIS MEJÍA
Pese a que en este año la República Dominicana logró un crecimiento económico del 7% del Producto Interno Bruto (PIB) para el 2006 descenderá al 5%, según las proyecciones de la  de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL).

Este organismo también estimó que la tasa de inflación será de entre 6% y 8% con un avance en el saneamiento de las finanzas.

En su balance preliminar de las economías de América Latina y el Caribe, la CEPAL afirma  que en el 2005, la actividad económica del país obtuvo un crecimiento del 7% del PIB, siendo el mayor crecimiento desde el año 2000 y el tercero más grande la región, precedido por Argentina con 8.6% y Venezuela con 9%.

Sin embargo, la tasa de desempleo en la República Dominicana se mantuvo en 18.4%  La  CEPAL no establece cuales serían las causas para la caída del crecimiento en dos puntos porcentuales.

Asegura que la disciplina fiscal y monetaria permitió la estabilización con rapidez de la economía dominicana, impuesta por la reforma de octubre del 2004 que logró elevar los ingresos públicos y facilitó la reducción del déficit del sector público al 0.8% y un superávit primario del 1% del PIB.

Otro factor influyente para la recuperación es el crecimiento de los ingresos en un 18% debido al fuerte aumento de los tributos directos e indirectos, tanto por la el alto nivel de la actividad económica y por los incrementos del ITBIS, los selectivos al consumo y la comisión cambiaria.

Sin embargo, también se incrementaron los gastos en 7%, en particular los corrientes, debido a los ajustes salariales y los subsidios del gas y la electricidad y los gastos de capital, aunque se pagaron menos intereses de la deuda externa.

“El superávit permitió al gobierno elevar los depósitos en la banca comercial, pagar los atrasos en el sector eléctrico y el servicio de la deuda del resto del sector público y reducir las deudas internas con proveedores”, expresa la CEPAL.

Apunta que hasta junio la deuda externa pública alcanzó los US$6,448 millones, por lo que prácticamente no varió respecto a diciembre del 2004, al sostener que la renegociación de los bonos soberanos y la deuda con el Club de París permitió reducir el pago de intereses y regularizar los atrasos.

La CEPAL señala que luego de esterilizar la liquidez excedente producto de la crisis bancaria, la política monetaria se orientó a abatir la inflación, privilegiando el control de la base monetaria “y cumpliendo con holgura los techos de expansión preestaablecidos”.

Al respecto, destaca que el principal instrumento de control monetario fueron las operaciones de mercado abierto, pese a que también se utilizaron los depósitos remunerados. Hasta octubre, los certificados de inversión se elevaron en un 4.8% respecto al diciembre del 2004, monto que equivalió al 16.3% del PIB.

Otro elemento tomado en cuenta es que los agregados monetarios registraron aumentos reales, en contraste con la reducción generalizada del 2004. Afirma que de octubre a octubre el dinero se incrementó en 7.5%, especialmente los depósitos corrientes, y la liquidez ampliada se elevó a un 1.1%.

También, apunta que las operaciones bancarias activas y pasivas se reactivaron, mostrando particular intensidad en la segunda mitad del año, mientras que las tasas de interés se redujeron en cerca de 10 puntos porcentuales.

“En contraste con la elevada volatilidad y depreciación cambiaria en el 2004, se estima que en el 2005 la paridad frente al dólar se redujo un 27%, lo cual significó una apreciación real del peso de un 30%”, sostiene.  Destaca que los sectores de servicios registraron mayor dinamismo con alzas elevadas en las comunicaciones (24.3%); el comercio (17.5%), y los hoteles, bares y restaurantes (7.3) y el transporte (7.3).

Mientras que los sectores que mostraron descensos fueron la producción azucarera, zonas francas, la construcción, la minería y el gobierno.  Indica que un elemento que influyó para la recuperación del poder adquisitivo fue el incremento de los salarios del sector público en un 30%.

Igualmente, las remesas fueron fuente importante de la recuperación, ya que en este año aumentaron a US$2,600 millones; además el ingreso de capitales del exterior dio como resultados un incremento de las reservas internacionales.

Las importaciones de mercancía crecieron un 21.6, debido al aumento considerable  de los bienes de consumo (52% hasta septiembre). La recuperación de las inversiones determinó el repunte del 30% en los bienes de capital en ese período.

También, refiere que las exportaciones crecieron en 4.2%, impulsadas por las nacionales que se elevaron en 8.4%, ya que las zonas francas mantuvieron un crecimiento pausado debido al retroceso de las exportaciones de vestuario. Mientras que el ingreso por concepto de turismo se elevó en casi un 12%.

El informe de la CEPAL refiere que en el 2005, se revirtió la salida de capitales, al registrar la cuenta de capital y financiera un ingreso de US$1,106 millones, lo cual considera que obedeció al aumento de la inversión extranjera directa que alcanzó los US$900 millones, y el retorno de capitales privados en los sectores bancarios y de proveedores.