Chantada pide un homenaje póstumo arquitecto Calventi

DRA, AMPARO CHANTADA,-7-5-08/FOTO CESAR SANCHEZ
DRA, AMPARO CHANTADA,-7-5-08/FOTO CESAR SANCHEZ

La profesora de urbanismo de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, Amparo Chantada, pidió ayer se le rinda un homenaje al arquitecto y embajador ante Alemania, Rafael Calventi, fallecido el pasado domingo en Berlín.
“Todos los profesores y alumnos de la Escuela de Arquitectura deben rendirle un homenaje, puesto que fue el primer director, después del movimiento renovador”, dijo Chantada, quien es Phd en Geografía Humana y Ordenamiento Territorial de la Soborna de París.
“Él fundó el departamento de arquitectura de la UASD, duró dos años al frente, y desgraciadamente, supongo yo, por disgusto con la universidad, se fue a INTEC”, expresó Chantada, quien lamentó que las nuevas generaciones de arquitectos de la UASD no pudieran beneficiarse de la sapiencia y la creatividad del arquitecto Calventi, quien era un representante de la arquitectura dominicana post-moderna.
Entre algunas de las obras arquitectónicas realizadas por Rafael Calventi Gaviño se destaca el majestuoso edificio que aloja las oficinas del Banco Central. El arquitecto salió de la docencia en las aulas universitarias muy temprano y se dedicó al ejercicio profesional de la carrera diplomática. “Hay que reconocer que un gran maestro de la arquitectura se nos acaba de ir. Es lamentable que en este país los grandes profesionales siempre tienen que buscar una salida o incursionar en la política para poder sobrevivir, porque sin dudas Calventi habría sido un excelente profesor para las nuevas generaciones de estudiantes arquitectos del país”, lamentó la también escritora y ensayista nacida en Argelia y que desde el 1978 reside en el país.
Chantada indicó que este pariente del profesor Juan Bosch deja grandes obras significativas en la ciudad, donde se aprecia una arquitectura sólida, formal y muy clásica, libre de influencias de modas, pues mantuvo una estética depurada y sobria.