China impulsa los llamados “smartphones sobre ruedas”

3214

En los últimos cinco años, los grupos líderes de Internet en China (Baidu, Alibaba y Tencent) están centrando su atención en la construcción de vehículos inteligentes y conectados, los llamados ‘smartphones sobre ruedas’.
Según el Financial Times, esto se debe a que el software operativo se está convirtiendo en el siguiente gran campo de batalla en el mercado del automóvil.

“Hasta el momento, Banma, una empresa conjunta entre Alibaba y el fabricante de coches SAIC, se ha colocado a la cabeza del desarrollo de “los sistemas operativos” de coches. Estos sistemas incluyen desde las pantallas táctiles a los mapas GPS entre otras funciones que, normalmente, se encuentran en los smartphones”, indica.

Agrega que el software de Banma es conocido como AliOs y se instaló en el Roewe RX5, que fue anunciado en su lanzamiento en julio de 2016 como “el primer coche con Internet producido a gran escala”.
Las ventas del RX5 se han disparado ya que, según la Asociación China de Fabricantes de Automóviles (CAAM por sus siglas en inglés), en julio de 2017 se había convertido en el sexto más vendido de su clase en China.

“El año que viene, Banma planea liberar el AliOS para los desarrolladores y los fabricantes de coches, una estrategia de la industria de Internet diseñada para impulsar la adopción del sistema.
Este mes, la compañía anunció una colaboración con Dongfeng Peugeot-Citroën, una empresa conjunta franco-china.
Las dos firmas han confirmado que Citröen lanzará su primer coche con Internet con el sistema AliOS el año que viene”, explica la publicación. Alex Shi, el consejero delegado de Banma, aseguró que la estrategia de la compañía era “ofrecer al fabricante y al consumidor final el ecosistema de Alibaba”.
Shi explica que el software no relacionado con la conducción, como el dedicado al entretenimiento, podría tener un gran peso a corto plazo.

“Muchas compañías de Internet creen que la siguiente plataforma tecnológica será el automóvil, y que poseyendo el sistema operativo instalado en un coche, tienen la oportunidad de poseer la plataforma”, dijo Chi Tsang, responsable de investigación en Internet en HSBS.

En China, esto genera gran preocupación, ya que parece que la “conectividad” incrementará las ventas de coches en el país.
Según la consultora McKinsey, el software podría superar a la calidad del hardware como prioridad a la hora de elegir un coche.
“Los consumidores chinos están más conectados que sus homólogos europeos y estadounidenses, por lo que la conectividad en los coches es una prolongación natural de su vida cotidiana”, afirma Andy Gao, experto en industria automovilística china.


COMENTARIOS