CHINA POPULAR Apuesta a la revolución tecnológica

8A_El País_09_1,p01

República Popular de China
Moderna y vanguardista, la República Popular de China apoya su espectacular crecimiento económico en una revolución tecnológica que toca todos los sectores y se siente en los detalles más simples de la vida común: los chinos, por ejemplo, pagan todo a través de aplicaciones que tienen en sus celulares.
La tecnología, además, es la gran aliada en la lucha que libra China contra la contaminación que padece: por las calles de Beijing se pasean los trolebuses -autobuses que funcionan con dos cables de electricidad-, mientras que empresas como la Hanergy Holding Group desarrollan productos que funcionan con energías limpias, tales como la solar, hidráulica y eólica.
En busca de ello, han diseñado unos vehículos solares que parecen llegados del futuro por su innovador diseño. Aunque aún no han salido al mercado, podrían estar a la venta en el 2019.
Lo que sí ofrece la empresa son tejas solares, que ya venden en China, Japón, Alemania y Estados Unidos, así como todo tipo de artículos para irse a acampar en la montaña: desde la mochila hasta la casa de campaña solar que permiten al usuario cargar todos sus equipos electrónicos y, además, poder iluminarse.
Puerto automatizado. Llegar al puerto Yangshan es sorprendente porque está separado de Shanghai por el puente Donghai que, con una longitud de 32.5 kilómetros, está sobre las aguas del Mar del Este de China.
Cruzarlo es descubrir un mar surcado por enormes aerogeneradores que dan vida a un parque eólico de dimensiones extraordinarias que es manejado por la empresa Shanghai Electric.
Tras cruzar el puente, que es el segundo más largo de China, se comienza a ver una parte de las 120 grúas automáticas de gran tamaño que se encargan de la carga y descarga de los contenedores. El traslado para el almacenaje es realizado por ocho vehículos eléctricos no tripulados.
El puerto, que es manejado por un centro de comando a distancia que le da las órdenes a las máquinas, tiene una zona de operación de 2,350 metros en el área de la costa, lugar donde los barcos cargan y descargan cuatro millones de contenedores estándar al año.

El proyecto, que comenzó a funcionar de manera experimental en diciembre del 2017, es la cuarta etapa del puerto de aguas profundas de Yangshan. Las otras tres áreas no están automatizadas.
Toda la tecnología logística que se utiliza en el puerto ha sido diseñada por una empresa que forma parte del Shanghai International Port Group, que es la que opera el puerto, por lo que los softwares que usan son propiedad intelectual suya.
La automatización implica una reducción de la plantilla en un 70% con respecto a un puerto tradicional, mientras que la eficiencia será un 30% mayor.
Dongjiang. Aunque no está automatizada, otra terminal portuaria muy importante es la de contenedores del Pacífico del Puerto Dongjiang de Tianjin, que está ubicada en el Mar Bo, tiene un área de 300 kilómetros cuadrados de longitud y cuenta con una capacidad de 300 mil toneladas, lo que significa que pueden colocar 4 millones de contenedores tamaño estándar.
En total, según explicó el señor Chen, gerente de negocios, manejan entre 40 y 50 mil contenedores de tamaño estándar diariamente.
La mayor parte de estos contenedores suelen estar cargados con aparatos electrónicos, automóviles, materiales de construcción, artículos de uso diario y alimentos, entre otros.
El puerto es operado por un personal compuesto por 40 mil personas.
El astillero. Localizada en la ciudad de Xiamen, en la provincia de Fujian, la empresa Xiamen Shipbuilding Industry (XSI) se dedica a construir cruceros de lujo, plataformas, barcazas, ferries y buques de carga de gran calado fabricados para transportar agua, automóviles, diesel, cemento, aceite y productos químicos, entre otras mercancías.
Actualmente la empresa diseña el que será el crucero más lujoso del mundo, que tendrá salones de spa y de masajes, cuatro áreas de camarotes y otras cuatro para diversión. Con capacidad para 2,800 pasajeros, se espera que esté listo a finales del año 2020.
En el astillero trabajan 3,702 obreros permanentes y 2,100 no permanentes. Además de construir y equipar los barcos, ofrecen servicio de reparación en cualquier puerto que se les requiera.
Siasun. Las instalaciones de la empresa Siasun, en Shanghai, ofrecen un panorama de los avances que ha alcanzado China en materia de tecnología: subsidiaria de la Academia de Ciencias de China, se dedica a diseñar robots y crear manufactura digital inteligente.
La empresa, que tiene casi 20 años desarrollándose, se especializa en automatizar los procesos industriales y desde el 2007 vende su tecnología a más de diez países de América, Europa y Asia. A partir del 2009, además, se cotiza en la Bolsa de Shenzen.
Los robots que ofrecen a nivel industrial se ocupan de la carga y descarga de los materiales o el envasado al vacío, entre otros procesos.
También tienen robots camareros, guías y para la limpieza de barcos. Uno de los más especiales puede educar a los niños o asistir y acompañar a los mayores, con quienes conversa.
La empresa ha recibido importantes premios por la innovación de los productos que desarrolla.
Huawei. El gigante de las telecomunicaciones de China, Huawei, trabaja en su más ambicioso proyecto: el celular de 5G, que será lanzado a final de este año. Esta tecnología 5G, sin embargo, estará en pleno uso en el 2020 y aún no determinan dónde harán el lanzamiento.
Mientras ya tienen el primer chip y la primera terminal de 5G, que están en las instalaciones del centro de desarrollo de banda ancha que la empresa tiene en Shanghai, donde se pueden apreciar los avances de la tecnología que ofrecen.
Actualmente, indican, se enfocan en el campo del Internet puesto que aunque se espera que al 2025 haya 8 mil millones de personas conectadas en el mundo, las conexiones entre los aparatos alcanzarán los 100 mil millones, por lo que el futuro está en ese sector.
Con una empleomanía de más 180 mil personas en el mundo, brinda servicio a los operadores de las telecomunicaciones y a usuarios individuales. Además destinan grandes esfuerzos a la investigación y el desarrollo: el 45% de sus empleados se dedican a ello en sus 14 laboratorios.
Actualmente Huawei tiene negocios en más de 170 países, entre los que está la República Dominicana.


COMENTARIOS