China y Europa advierten sobre recesión por guerra comercial

Steel pipes are made at the Borusan Mannesmann Pipe manufacturing facility Tuesday, June 5, 2018, in Baytown, Texas. Borusan is seeking a waiver from the steel tariff to import 135,000 metric tons of steel piping annually over the next two years. (AP Photo/David J. Phillip)
Steel pipes are made at the Borusan Mannesmann Pipe manufacturing facility Tuesday, June 5, 2018, in Baytown, Texas. Borusan is seeking a waiver from the steel tariff to import 135,000 metric tons of steel piping annually over the next two years. (AP Photo/David J. Phillip)

China y la Unión Europea han prometido oponerse al proteccionismo comercial en un reproche aparente a Estados Unidos, y dijeron que las medidas unilaterales podrían llevar al mundo a una recesión.
Liu He, viceprimer ministro de China y principal asesor económico del presidente Xi Jinping, explicó que China y la Unión Europea habían acordado defender el sistema multilateral de comercio en las conversaciones mantenidas este lunes en Beijing.

El viceprimer ministro hizo las declaraciones en una rueda de prensa junto con el vicepresidente de la Comisión Europea, Jyrki Katainen, mientras ambas partes se preparan para enfrentarse a las amenazas arancelarias de Donald Trump.

“El unilateralismo está en auge y han aparecido tensiones comerciales en las principales economías”, comentó Liu.

“China y la Unión Europea se oponen firmemente al unilateralismo comercial y al proteccionismo y piensan que estas medidas pueden generar recesión y turbulencia en la economía global”, manifestó.

Trump está presionando tanto a China como a Europa, ya que el presidente de Estados Unidos quiere rehacer un sistema de comercio global que considera sesgado contra la mayor economía del mundo.

Después de meses de retórica y amenazas cada vez más intensas, el enfrentamiento comercial parece estar llegando a un punto crítico.

Europa impuso aranceles a productos estadounidenses por 3 mil 300 millones de dólares el viernes en respuesta a las barreras estadounidenses a las importaciones de aluminio y acero. Esto provocó amenazas de nuevos aranceles a los coches europeos por parte de Trump.

Restricciones a las inversiones. Esta misma semana, se espera que el Departamento del Tesoro de Estados Unidos introduzca nuevas normas para la inversión china en compañías de tecnología.

La inversión china ha generado empleos e ingresos fiscales para Estados Unidos, y se deberían ver las actividades comerciales “objetivamente”, comentó el portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores, Geng Shuang, a los medios en Beijing el lunes pasado.

Estados Unidos tiene previsto imponer aranceles a importaciones chinas por más de 34 mil millones de dólares a partir del 6 de julio, y Trump ha amenazado con imponer gravámenes a otros productos chinos por 200 mil millones de dólares.

Si la amenaza se materializa, ello podría reducir el crecimiento económico de China hasta medio punto porcentual, y también afectar a la economía estadounidense, comentaron los economistas.

A medida que el conflicto comercial se intensifica, China ha buscado alinearse con Europa a fin de presionar a Estados Unidos. Ambas partes acordaron en las conversaciones del lunes apoyar la globalización y forjar un consenso sobre el cambio climático, detalló Liu.


COMENTARIOS