Choupette, o cuando tu humano se apellida Lagerfeld

“Adopta,

Este verano estuve de vacaciones en París. Caminando por la ciudad nos encontramos con la tienda de Karl Lagerfeld y entramos sin titubear. Miraba las diferentes propuestas con serena elegancia, hasta que vi unas camisetas con la gata del diseñador. En ese momento, mi “crazy cat lady” interior salió a flote, y como si estuviera en el patio de mi casa, me llené los pulmones de aire y “vocié”: “¡miren a Choupette!”. El vendedor se volteó hacia mí, sonriendo con entendimiento, y juro que a partir de ese momento me dio un trato especial. (Bueno, eso y el hecho de que compré varias cosas).
La famosa mascota de Karl, Choupette, tiene ojos azules cristalinos, es de la raza birmana, y pertenecía a un amigo -el modelo Baptiste Giabiconi- que cayó en el “gancho” de pedirle que la cuidara mientras estaba de viaje. Desde entonces, ya no pudieron separarse, y el excéntrico diseñador la considera su musa.

La gatita ha sido retratada con modelos de la talla de Laetitia Casta y Gisele Bündchen, pero más que la vida rodeada de lujos que lleva, y que puede verse en su cuenta de Instagram, es hermoso ver los mensajes que publica incentivando a adoptar animalitos sin hogar. Uno de los más emotivos reza lo siguiente: “adopta, si no puedes adoptar da acogida; si no puedes dar acogida, patrocina; si no puedes patrocinar, sé voluntario; si no puedes ser voluntario, dona y si no puedes donar: educa”.


COMENTARIOS