Ciclismo en la ciudad

ciclismo

El ciclismo, más que un deporte es un estilo de vida que permite congregar a la familia y que combina recreación, diversión y salud.
Wendy Abinader dice que ya no concibe su día a día sin pedalear.
Esta actividad que realiza tanto en la ciudad como en “montes” paradisíacos del país, se ha convertido en su gran pasión. La joven ingeniera civil, que dirige su propia empresa constructora, forma parte del movimiento “Ciclismo para iniciados”, que cada jueves, a partir de las 8:00 de la noche, recorre diversas calles de la ciudad y que es integrado por más de 150 personas de diferentes edades y estratos sociales.
El punto de partida es el parqueo de la tienda Aro & Pedal, de la Enrique Jiménez Moya esquina Bolívar.
Oliver Castillo (Kukiku), coordinador y propulsor de la iniciativa que surgió hace cuatro años, explicó que es una forma de motivar y estrechar los lazos de amistad entre personas particulares y familiares, que gustan del ciclismo en un ambiente sano y seguro.
“Somos una comunidad de personas que incursionamos en el ciclismo con pasión y entrega”, enfatizó.
Entrevistado para la Esquina Joven de HOY, el adolescente César Medrano recordó que comenzó a incursionar en el ciclismo motivado por su padre, que lo llevó a “montear” a El Higüero. Desde el 2014 participa de manera religiosa en los recorridos de los jueves en la noche. También ha formado parte de las excursiones que se organizan.
En tanto, John Caba es el encargado de atender a los amantes del deporte que acuden a Aro & Pedal, a adquirir desde las bicicletas hasta los accesorios.
En el conversatorio participaron también Angélica Mejía y Marhiory Mendoza, quienes precisaron que congregarse en este movimiento ha sido una bendición en todos los aspectos de sus vidas.
Juan Luis Rodríguez, ciclista urbano, exatleta nacional y expresidente de la Federación Dominicana de Ciclismo, expresó que el grupo ha ido creciendo cada vez más. “En principio iniciamos 20 personas; hoy día somos más de 150, incluyendo familias completas y hasta varias generaciones, es decir padres, hijos y nietos”, recalcó.
Cada jueves se recorren 30 kilómetros.
Destacó la importancia de adoptar medidas de precaución en las vías públicas, como mantenerse siempre a la derecha, usar casco protector y tener guantillas por si se produce una caída.
Hasta ahora ninguno de los participantes en estas jornadas ha sido víctima de accidente de tránsito, ni tampoco de ningún otro hecho que lamentar, excepto una que otra caída de la bicicleta.
“Este es uno de los deportes más seguros y de mayores resultados en términos de salud y recreación. Aquí no hay estrés, ni miedo; somos una gran familia”, enfatizó Rodríguez.


COMENTARIOS