Cierran 100 plantas envasadoras de agua

La  directora del Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor), Anina Del Castillo; Claudio Julio Feliz y Carolina Montero, ambos del departamentos de comunicaciones. En el Encuentro Económico del Periódico HOY.   Aracelis Mena. 18/07/2018

La directora del Instituto Nacional de Protección de los Derechos del Consumidor (Pro Consumidor), Anina del Castillo, reveló que en este año han cerrado alrededor de 100 plantas envasadoras de agua de manera temporal, porque su producto final no reúne los niveles de inocuidad suficientes para garantizar la salud de los consumidores.
Resaltó que dan un seguimiento permanente a estas empresas que comercializan agua embotellada, pues el 86 por ciento de la población dominicana consume esta agua.
Indicó que la instalación de plantas purificadoras de agua ha crecido en los últimos años, tanto en barrios como en las provincias, muchas de ellas cumplen con las normas sanitarias y de calidad, unas no tienen las condiciones mínimas para operar y otras tienen oportunidades de mejorar.
Expresó que cuando ProConsumidor visita estas plantas envasadoras hace tres muestras distintas de agua que son examinadas en laboratorios y cuando encuentra algún contenido inapropiado en el agua se procede a la suspensión de la comercialización de la planta hasta que corrija estos problemas.
Del Castillo explicó que lo que busca la entidad no es solo colocar una multa o cerrar los establecimientos, sino que el agua que se sirve tenga la calidad adecuada para el consumo humano. Es por esto que en cada inspección se entrega una evaluación en la que se enfatizan los aspectos que deben trabajarse para mejorar la inocuidad del producto.
Citó el caso de una empresa importante en una provincia que fue cerrada por mala calidad en el agua, y aun realizando mejoras continuaba saliendo en los análisis de laboratorio que no era apta para el consumo. Luego se evaluó que esta compañía estaba cerca de una cañada, es decir que la contaminación venía por el subsuelo.
“Esto es una muestra que tenemos que avanzar en la permisibilidad de dónde están ubicados los negocios, pues deben estar en un entorno apropiado. O sea que no solo una persona por su interés debe de poner un negocio en X sitio”, expresó.
Así mismo, dijo que cerraron una planta que funcionaba en el Mercado Nuevo, cuyo entorno contaminaba el agua.


COMENTARIOS