Citan factores inciden en alza esperanza de vida mundial

El incremento del gasto sanitario, la mejora de la educación y el progreso económico han sido los factores que más han contribuido a elevar la esperanza de vida en el mundo desarrollado en las dos pasadas décadas, según la OCDE.
En su informe bienal sobre la salud publicado ayer, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) indicó que el aumento del 98 % del gasto sanitario entre 1990 y 2010 permitió elevar de media 42.4 meses la esperanza de vida en sus países miembros. Una escolarización más completa aportó 15,1 meses suplementarios en esos 20 años, partiendo del hecho que aumentar en un 10 % el porcentaje de personas que han finalizado los estudios primarios ha supuesto 3.2 meses más de vida en los 35 países objeto del estudio.
El alza del 42 % del ingreso por habitante en ese periodo significó un añadido de 13.4 meses a la esperanza de vida, que globalmente subió desde 74.8 en 1990 a 80.6 en 2015. La reducción del tabaquismo, que fue del 31 % en términos de fumadores diarios, representó cinco meses de vida más para el conjunto de la población, mientras que la disminución del alcoholismo (del 8 % en cantidad de alcohol consumida por persona) sólo significó 0.4 meses. Sobre este último factor, los autores del informe advirtieron de un deterioro de la situación en algunos países. Los más significativos son Lituania (15.2 litros de alcohol por año y habitante, frente a los 9 de media en la OCDE) y Letonia (10.8 litros), que no por casualidad ocupan las dos últimas posiciones en esperanza de vida, con 74.2 y 74.5 años, respectivamente. Igualmente constataron que no hubo en el periodo de referencia mejoras en los hábitos alimentarios durante este periodo, sino más bien al contrario. De hecho, destacaron que el porcentaje de población con sobrepeso ha crecido “rápidamente” en los últimos decenios, y representaba un 53.9 % del total en la OCDE en 2015, con máximos en México (72.5 %) y Estados Unidos (70.1 %). Además, esa tendencia va a continuar. Uno de los autores del estudio, Chris James, hizo hincapié a Efe en que aunque el gasto sanitario es un factor clave para la esperanza de vida, las diferencias por países son notables y casos como España, Israel, Italia, Corea del Sur o Grecia muestran muy buenos resultados.


COMENTARIOS