Claudio Ramírez, un sobresaliente orador evangélico de nuestra época

El 20 de diciembre de este año 2016 partió a la presencia del Señor el pastor evangélico Claudio Ramírez de los Santos, persona muy apreciada y conocida dentro de la comunidad evangélica del país.
Claudio se inició como asistente de pastor en el año 1959 en una iglesia en Los Minas. Fue pastor y fundador de iglesias en diversos lugares de nuestro territorio. Su ministerio pastoral lo ejerció en Baní, Samaná, Sabana Grande de Boyá y Santo Domingo. Ocupó cargos relevantes en las más importantes misiones establecidas en el país. Fue conferencista de importantes eventos, alcanzando diversos públicos. Fue un extraordinario predicador de púlpito. En el año 2000 la Universidad Nacional Evangélica le fue entregó un doctorado honoris causas en Teología.
Como encendido tribuno sacro, usó la palabra como un látigo contra las vilezas e injusticias de su entorno. Nadie, absolutamente nadie, dentro o fuera de la comunidad evangélica, le llevaba ventaja a Claudio Ramírez cuando estaba tronando sobre una plataforma.
Desde el púlpito fue un orador elocuente e incisivo. Tenía un verbo tórrido e impetuoso que fluía como las aguas desbordadas de un caudaloso río. Sus predicas tenían una sugestiva gracia que las hacía amenas y gratas. A tono con las variadas inflexiones de su timbrada voz, entregaba un discurso cargado de enjundia teológica y bíblica, complementado con los conocimientos de su variado y amplio saber. Escuchar a Claudio Ramírez predicar era un verdadero deleite.
Era un predicador informado que profundizaba con fluidez en los más variados temas, siempre apuntando hacia una aplicación bíblica, profética y pertinente. En tiempo de represión política sus prédicas fueron vigiladas con la intención de intimidarlo, pero nunca mostró una pica de miedo. Siempre habló con autoridad profética y señaló sin vacilaciones las acciones perversas e injustas de los gobiernos y autoridades.
Claudio Ramirez fue sindico de Dajabón y ocupó cargos de importancia en la vida política de nuestro país. Fue amigo y compartió tribuna en actividades políticas diversas con el doctor José Francisco Peña Gómez.


COMENTARIOS