Clerén siempre se ha vendido a la vista de todos en la frontera

Un trapiche donde se elabora clerén, en un poblado haitiano cercano a Elías Piña

Desde tiempos inmemoriales la elaboración y venta de clerén es la principal fuente de ingreso de familias haitianas y dominicanas residentes en la zona fronteriza.
Esa realidad saltó a la vista de forma trágica a fines del pasado año, cuando 15 personas de la comunidad de Pedro Santana perdieron la vida al ingerir la bebida. Por el hecho no hay ningún detenido, y el procurador fiscal Pedro Mateo Ibert dijo que las autoridades locales no tienen jurisdicción para investigar porque el producto se elaboró en Haití.
En los últimos años uno de los factores que ha contribuido al auge en la comercialización y consumo de ese alcohol artesanal originario de Haití es el incremento de las bebidas alcohólicas dominicanas.
En cambio, el clerén ha mantenido el mismo precio de los últimos 15 años, RD$250 el galón, que contiene 11 botellas, mientras una de los rones criollos tradicionales cuesta entre RD$115 y RD$125.
Otro de los aspectos que favorece que el aumento en el consumo de dicha bebida es que los comerciantes la venden al detalle, tanto a alcohólicos como no alcohólicos, quienes la puedan comprar desde RD$10 en adelante, llevando sus envases, pero también estos les son ofrecidos por los propietarios de colmados.

La venta y consumo de esa bebida en territorio dominicano solo se vio reducida durante la tiranía de Rafael Leónidas Trujillo Molina, quien la controlaba.
Lo que se cuenta en Haití. En una comunidad haitiana Saintlouis Genes tiene instalado uno de los cientos de trapiches que existen en Haití, quien confirmó que miles de personas, desde hace más de un siglo, viven de la elaboración de la bebida.
Además admitió que una gran parte de esa bebida es comprada por los dominicanos.

Gene, quien habló sin temor y de manera franca en un español un tanto fluido, reveló que la ventaja para los productores de clerén es que esa bebida se elabora en solo 72 horas, desde el corte de la caña, su molienda y envase del guarapo.

¿Pero en tu país la caña prácticamente desapareció, allí no hay caña en cantidad para producir tanto clerén?
“¿Qué no hay caña? Pero cada uno de nosotros, los que tenemos trapiches, sembramos pequeñas plantaciones de caña, y aunque llueve poco, la caña no necesita mucha agua”.
¿Clerén envenenado? Un haitiano que elabora clerén, que pidió reservas de su nombre, afirmó que la bebida que causó la muerte a 15 personas habría sido envenenada.
“Responsabilizó a militares dominicanos que prestan servicios en varios puestos de chequeos de lo que ocurrió, porque cuando los haitianos traían para Dominicana el clerén esos guardias pedían tanto dinero que no era rentable, le dejaron el ron y se devolvieron a Haití.
“Luego envasaron de nuevo y le aplicaron un veneno, creyendo que los militares lo ingerirían para que se murieran, pero parece que estos lo vendieron a comerciantes dominicanos, y mire lo que paso”, preciso el informante.


COMENTARIOS